Associated Press 12 julio 2016

Se movilizan contra Trump republicanos disidentes

CLEVELAND, Ohio, EE.UU. (AP) — Desde un austero 16to piso que rentaron a unas manzanas del sitio donde se realizarán esta semana reuniones preliminares de la Convención Nacional Republicana, algunos rebeldes del Partido Republicano que tratan de impedir la nominación presidencial de Donald Trump están preparando una revuelta.

Detener al virtual candidato presidencial es una tarea sumamente improbable. Ellos se enfrentan contra una alianza entre la oficina de campaña de Trump y líderes del Comité Nacional Republicano (CNR), que esta semana incluye dos decenas de operativos de campaña que recorren vestíbulos de hotel y corredores de asambleas para contar votos, así como presión a delegados para que se opongan a los disidentes.

Los republicanos dicen que el equipo de conteo de votos Trump-CNR crecerá a 150 elementos cuando se realice la convención de Cleveland la próxima semana.

En oposición a esto, los republicanos rebeldes están implementando un sistema de mensajería de alta tecnología para coordinarse con organizadores en la sede de la convención y planean lanzar anuncios dirigidos a las páginas de redes sociales de los delegados. Dijeron que tienen organizadores dentro de al menos 35 delegaciones estatales, quienes ayudarán a coordinar su esfuerzo para permitir que los 2.472 delegados asistentes a la convención voten por el candidato que ellos quieran.

"Existe mucha energía para realizar esto", dijo Dane Waters, cofundador de Delegates Unbound (Delegados sin Ataduras), un grupo que está contra la noción convencional ampliamente aceptada de que los lineamientos del Partido Republicano exigen que casi todos los delegados respalden a un candidato específico, con base en los resultados de elecciones primarias y asambleas de partido. "Los delegados son la autoridad del Partido Republicano. Esto se trata del futuro del Partido Republicano".

Junto con otros grupos, como Free the Delegates (Liberen a los Delegados), ellos se están enfrentando a una dirigencia del Partido Republicano determinada a evitar que sea televisado a nivel nacional el derrocamiento del virtual candidato, o cualquier situación embarazosa, durante la convención de cuatro días de duración.

Acentuando esto, el comité de reglas del Partido Republicano —un bastión de leales a la dirigencia— propuso formalmente renovar las reglas que exigen que los delegados respalden al candidato al que están obligados a apoyar. Sin oportunidad de imponerse en esa reunión, los disidentes están guardando su esfuerzo para los próximos días, cuando se reúna el comité de reglas de la convención para diseñar un paquete de lineamientos a ser considerado por la convención en pleno la próxima semana.

"Yo lo dudo mucho", dijo en una entrevista breve Reince Priebus, presidente del Comité Nacional Republicano, sobre la posibilidad de que los rebeldes tengan éxito. "De hecho, cada vez escucho menos y menos al respecto. Pienso que el asunto de la no atadura ha mermado considerablemente en los últimos 10 días más o menos".

Otros son más definitivos. Randy Evans, un miembro del CNR de Georgia, dijo que Trump y fuerzas leales al partido parecen tener la convención "bajo control", con cifras crecientes de republicanos ansiosos por evitar "la perspectiva de caos" si se cambian abruptamente las reglas.

Un conteo de The Associated Press muestra que Trump tiene 1.543 delegados dispuestos a respaldar su nominación, más de los 1.273 necesarios para ser elegido como candidato.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario