Deportes 06 octubre 2016

Se hace autografiar pelotas de béisbol por líderes mundiales

GARDEN CITY, Nueva York, EE.UU. (AP) — Háganse a un lado Mickey Mantle y Willy Mays. Abran camino a Nelson Mandela y Mijail Gorbechev.

Un neoyorquino se ha pasado dos décadas disfrutando de uno de los pasatiempos más populares de Estados Unidos: haciéndose autografiar pelotas de béisbol. Pero no buscaba las firmas de peloteros, como la mayoría, sino las de líderes mundiales.

Y hoy Randy Kaplan cuenta con más de 200 autógrafos de presidentes, primeros ministros, dos reyes y el Dalai Lama.

"Es mi pasión, una obsesión que hago con mucho amor", expresó Kaplan, de 50 años, coleccionista de toda la vida y quien trabaja para una empresa de bienes raíces.

Todo empezó medio de casualidad en 1996, cuando esperó afuera del recinto que el presidente Bill Clinton terminase un discurso y le sacó un autógrafo. Al día siguiente, el senador republicano Robert Dole se presentó en el mismo sitio y de nuevo Kaplan consiguió un autógrafo.

Desde entonces no paró.

A lo largo de los años obtuvo autógrafos de los presidentes de México (Vicente Fox) e Israel (Shimon Peres), así como de la primera ministra británica Margaret Thatcher y de algunos líderes que no tenían idea de lo que era el béisbol.

Uno de sus momentos más orgullosos fue cuando Gorbachev la firmó una pelota durante una visita a Estados Unidos para promocionar un libro a fines del 1990.

"Se detiene, sonríe, aparta a un guardia, toma la pelota, se sienta y la autografía. Fue asombroso", cuenta Kaplan, que exhibe su colección de pelotas y otra de bates firmados por todos los presidentes vivos de Estados Unidos en el Cradle of Aviation Museum (Museo Cuna de la Aviación) de Long Island.

La muestra incluye pelotas autografiadas por Hillary Clinton y Donald Trump, los dos candidatos a la presidencia en las elecciones del mes que viene.

Kaplan no quiere ponerle un precio a su colección. Dice que se pasó horas y horas acechando a los líderes mundiales cuando visitaban las Naciones Unidas o asistían a otros eventos públicos. A veces aprovechas sus conexiones para conseguir autógrafos o le escribe a embajadores pidiéndoles uno.

No consiguió por ahora un autógrafo del papa Francisco, pero dice que tiene los de unos 20 cardenales que algún día podrían llegar a papa. Afirma que analiza las cosas y que ha conseguido autógrafos de figuras de escasa prominencia política antes de que llegasen a ser presidentes o primeros ministros.

No tiene, y querría tener, autógrafos de Fidel Castro, conocido fanático del béisbol, del príncipe Carlos y de quien es su máxima ambición, el presidente ruso Vladimir Putin.

"El autógrafo más difícil de conseguir del planeta", asegura.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario