Mundo 15 junio 2016

Se fuga en Colombia un alemán vinculado al Clan Usuga

BOGOTA, Colombia (AP) — Un ciudadano alemán que al momento de su captura fue señalado de ser un presunto integrante del Clan Usuga, el cártel de narcotráfico más importante de Colombia, se ha fugado, reportaron el miércoles autoridades penitenciarias.

Se trata de Miro Niemeier Risvanovic, alias "El Ruso", a quien un juzgado de la ciudad noroccidental de Medellín le concedió el beneficio de arresto domiciliario previo dictamen médico.

De acuerdo con Oswaldo Bernal, director regional para occidente del estatal Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), a Niemeier le fue otorgada la detención en su casa en el municipio de Cartago, en el departamento de Valle del Cauca, al oeste de Bogotá.

"La ley lo que obliga al INPEC es a que le pase visitas periódicas. Así se hizo unos 10 días después y no se encontró en la casa", explicó Bernal telefónicamente a The Associated Press.

Bernal agregó que se realizaron luego, en cuestión de 48 horas, dos visitas más a la residencia del alemán y, al ver que no apareció, una funcionaria del centro carcelario de Cartago procedió a formular la denuncia por fuga de presos.

En un principio "El Ruso" fue recluido en Cartago a finales de abril, y en los primeros días de mayo las autoridades penitenciarias se percataron de su fuga. Había sido capturado a mediados de marzo junto a 11 personas más, todas colombianas.

Niemeier, según han dicho las autoridades de Bogotá, es requerido en su país por diferentes delitos —como hurto y extorsión— y en Colombia es investigado por actividades relacionadas con tráfico de drogas.

"Este ciudadano alemán escapaba a un largo prontuario en su país y se instaló en Colombia para convertirse en uno de los aliados narcotraficantes del máximo cabecilla del Clan Usuga", Dairo Antonio Usuga, alias "Otoniel", dijo en su momento el general José Ángel Mendoza, director de la Policía Antinarcóticos.

La investigación arrojó que "El Ruso" compraba cocaína en pequeños laboratorios del oeste colombiano y la enviaba al Caribe y al exterior a través de "correos humanos", personas que llevan la droga consigo, especialmente en aviones comerciales, y muchas veces en sus estómagos.

Cada persona que integraba la organización de Niemeier, según Mendoza, tenía como misión transportar entre 15 y 20 kilogramos por la zona selvática que separa a Colombia de Panamá. Cuando la droga era puesta en el istmo, finalmente era enviada a países europeos, sobre todo.

A la red criminal del alemán, agregó Mendoza, le fueron decomisados casi 1.200 kilos de cocaína y unos 200.000 dólares en los 10 meses que duró la investigación.

El Clan Usuga es en la actualidad el cártel de drogas más importante de Colombia. Por su máximo cabecilla, alias "Otoniel", Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta cinco millones de dólares.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario