Mundo 05 enero 2017

Se extienden incendios desde La Pampa a Buenos Aires

BUENOS AIRES (AP) — En medio de condiciones climáticas adversas los bomberos intentaban extinguir el jueves varios focos de incendio en la provincia argentina de La Pampa que se han propagado a la vecina Buenos Aires.

El ministro argentino de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, recorrió las zonas devoradas por los incendios originados por tormentas eléctricas y prometió ayuda del gobierno.

"Estamos preocupados pero tratando de dar apoyo juntos, provincia y nación, a intendentes (alcaldes) y fundamentalmente a brigadistas y bomberos que ponen su cuerpo ", dijo Bergman al llegar a la localidad bonaerense de Algarrobo, a unos 630 kilómetros al suroeste de la capital argentina y cercana a uno de los focos. El ministro había sido cuestionado por no visitar antes las áreas afectadas.

En el municipio bonaerense de Villarino, donde se encuentra Algarrobo, uno de los focos ígneos está contenido mientras que el otro permanece activo, dijo al canal de cable Todo Noticias Virginia Laino, responsable de la Dirección Provincial de Gestión de Riesgos y Emergencias. La funcionaria indicó que no hay poblaciones en riesgo aunque sí fuertes pérdidas "en pasturas, trigo y cabezas de ganado" que todavía no han sido cuantificadas.

"Ha habido vientos de hasta 70 kilómetros por hora con columnas de fuego de 40 metros de altura... esto avanza rápidamente, por eso las tareas tan extremas de contención", señaló Laino.

Según indicó, en el distrito bonaerense, el más poblado y rico de Argentina, desde diciembre se han producido 29 incendios forestales, muchos de ellos por tormentas eléctricas y la existencia de pastos muy altos y temperaturas elevadas. Unas 110.000 hectáreas se han quemado.

El área rural dañada por el fuego en las últimas semanas en las provincias de La Pampa, Buenos Aires y Río Negro supera ya el millón de hectáreas. Varias rutas fueron cortadas en los últimos días por el avance de las llamas.

Luego de ser controladas días atrás, el viento reavivó las llamas en algunas zonas del sur del distrito bonaerense. Asimismo unos pocos focos persisten en el sureste de la Pampa, donde los incendios -que se agudizaron a fines de diciembre por la caída de rayos- han arrasado 680.000 hectáreas y causado la muerte de decenas de animales. En la provincia de Río Negro los focos ígneos fueron controlados.

Bergman advirtió que en 2016 se registraron altas temperaturas y "todo lo que tiene que ver con pastizales y cultivo de cereales es un material combustible de primera magnitud".

La fotografía de la voluntaria Luciana Rizzo, de 23 años, dormida en el suelo con el traje aún puesto y después de haber combatido intensamente las llamas se propagó en las redes sociales. "Después de haber trabajado 20 horas... caí agotada del cansancio y me dormí en el piso", contó la brigadista a medios de prensa.

Mientras el fuego no da tregua en esa región de Argentina, la provincia de Santa Fe, en el noreste, intenta recuperarse de las fuertes lluvias de los últimos días que anegaron varias localidades. El mal tiempo también afectó al vecino Uruguay, donde un temporal el martes dejó 17 personas heridas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario