Associated Press 18 marzo 2016

Se entregan frailes franciscanos en caso de pederasta

HOLLIDAYSBURG, Pennsylvania, EE.UU. (AP) — Tres frailes franciscanos acusados de permitir que un supuesto depredador sexual tuviera trabajos que le permitieron abusar de más de 100 niños se entregaron en Pennsylvania, en donde fueron procesados.

Giles Schinelli, de 73 años; Robert D'Aversa, de 69; y Anthony M. Criscitelli, de 61, están libres bajo fianza sin garantía hasta una audiencia preliminar del 14 de abril por cargos de poner en peligro a menores y asociación ilícita. Cada acusación es un delito de tercer grado que conlleva hasta siete años en prisión.

Los frailes fueron sucesivamente ministros provinciales de la orden en el oeste de Pennsylvania entre 1986 y 2010. En ese puesto, tenían el poder de asignar y supervisar a miembros de la orden, incluido al hermano Stephen Baker, quien según las autoridades abusó de veintenas de niños, la mayoría en la secundaria Bishop McCort en Johnstown, en donde trabajó entre 1992 y el 2000.

La abogada de Boston Mitchell Garabedian, quien representó a decenas de las víctimas de McCort que llegaron a un acuerdo millonario con funcionarios de la iglesia, hizo un llamado a otros estados para demandar a otros supervisores de Baker.

"Para intentar sanar, decenas de las víctimas del hermano Stephen Baker quieren que otros estados en donde Baker abusó sexualmente de niños sigan el ejemplo de Pennsylvania y levanten cargos contra los supervisores de Baker", dijo Garabedian.

Baker se suicidó clavándose dos cuchillos en el corazón en 2013, nueve días después de que los dirigentes de una iglesia en Youngstown, Ohio, anunciaron que llegaron a acuerdos en demandas de 11 exestudiantes que acusaron a Baker de haber abusado de ellos en escuelas de Ohio a finales de la década de 1980.

Al ser acusados, los frailes aún trabajaban en Florida y Minnesota. Desde entonces su orden religiosa los suspendió.

Schinelli estaba como administrador pastoral en el centro San Pedro, un retiro católico en Winter Park, Florida. D'Aversa era sacerdote en la comunidad católica de St. Patrick en Mount Dora, Florida. Criscitelli era sacerdote en la comunidad parroquial St. Bridget en Minneapolis.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario