Mundo 06 julio 2016

Se alarga decisión sobre hija de ex pareja lesbiana chilena

SANTIAGO, Chile (AP) — Diligencias judiciales dilataron el miércoles la decisión de una jueza de familia que tiene en sus manos el destino de la pequeña María José: si vivirá con su mamá de crianza o con la biológica, que la abandonó hace cinco años, cuando terminó la relación homosexual entre ambas.

"A la larga esto es como dilatar el sufrimiento", dijo a The Associated Press Jacqueline Díaz, quien mantiene la tuición provisoria de María José, a la que crió como propia desde que su pareja lesbiana terminó la relación y se marchó abandonando a su hija biológica, cuando apenas tenía tres meses.

Todo marchaba bien hasta que Carolina B., la madre biológica, aprovechó una visita a su hija y se la llevó el 21 de diciembre de 2015. Jacqueline y Carolina fueron pareja entre 2008 y 2011.

La AP ha intentado conversar con la madre biológica para conocer su versión, pero se ha negado.

Díaz inició a comienzos de 2016 una batalla judicial por recuperar a su hija de crianza y ganó la primera batalla cuando el Tribunal de Familia de la comuna de San Miguel le entregó la custodia provisoria de María José y sigue batallando para que se le dé la tuición definitiva.

Aunque Díaz y su abogada estaban citadas para saber si tendría la tuición definitiva, se encontraron con que aún hay informes sicológicos que la jueza debe leer, testigos de ambas partes a los que escuchar antes de que se acabe su angustia, para bien o para mal.

Contó que el miércoles testificó su nueva pareja lesbiana desde hace cuatro años, quien afirmó ante la jueza que el padre biológico de la niña "nunca se presentó, que nunca la vio".

La mujer relató que María José se da cuenta cuando hay una audiencia: "yo sé que vas a ir a ver a la jueza. Yo tengo dos mamás, las amo a las dos, pero quiero ir donde la jueza y decirle que quiero vivir contigo", contó Díaz.

"No la pasa bien y eso me duele como mamá", agregó.

En Chile rige desde octubre pasado un Acuerdo de Vida en Común que protege las uniones homosexuales y heterosexuales, en temas como herencias, cuidados médicos, pensiones, pero no se pronuncia sobre el cuidado de hijos de parejas del mismo sexo y no se les permite adoptar.

El siguiente capítulo de la angustiante situación seguirá el 21 de julio.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario