Mundo 20 noviembre 2016

Sarkozy pierde elección primaria tras radicalizar posturas

PARÍS (AP) — El expresidente Nicolas Sarkozy y sus posturas populistas y recalcitrantes sobre los musulmanes y la inmigración perdieron el domingo las elecciones primarias de las que saldrá al candidato conservador para los comicios presidenciales del año entrante.

Por su parte, dos ex primeros ministros François Fillon y Alain Juppe se disputarán la candidatura en una segunda ronda prevista para la semana próxima.

La contienda interna es vista como una medición anticipada de la magnitud de los cambios en el panorama político en Francia tras los ataques terroristas de los últimos dos años en el país y la oleada nacionalista que recorre Europa y Estados Unidos.

Con más de 3,8 millones de votos escrutados de 92% de las estaciones electorales, Fillon captaba 44,2% de los sufragios, Juppe 28,4% y Sarkozy 20,7%. Se prevé que hasta el lunes se conozcan los resultados definitivos.

"No logré convencer a la mayoría de los electores. Respeto y entiendo la voluntad de quienes han escogido para el futuro a otros líderes políticos y no a mí", declaró Sarkozy en un discurso desde sus oficinas de campaña en París. "No tengo amargura, ni tristeza, y deseo lo mejor para mi país".

Sarkozy pidió a sus seguidores que voten por Fillon —quien fue su primer ministro de 2007 a 2012— en la segunda ronda.

Se prevé que el ganador tenga una sólida oportunidad de alzarse con el triunfo en las elecciones presidenciales de abril-mayo, porque los rivales tradicionales de la izquierda están debilitados a causa de los diversos problemas que han afectado a la presidencia del mandatario socialista François Hollande.

En los comicios presidenciales de 2017, la principal contrincante de quien resulte ser el candidato presidencial conservador podría ser la dirigente de la extrema derecha Marine Le Pen, quien confía en que el ánimo antiinmigrante, antimusulmán y antisistema puedan impulsarla hacia la presidencia.

Le Pen, candidata del otrora marginado Frente Nacional, no participó en ninguna elección primaria.

Durante su campaña, Sarkozy, de 61 años, asumió la postura más estricta contra la inmigración y asuntos relacionados con el islam con la expectativa de quitarle votos a Le Pen.

Sarkozy propuso normas de inmigración más estrictas en toda Europa y se comprometió a prohibir que las mujeres musulmanas utilicen velo en las universidades y quizá en otras partes.

Fillon —considerado un aspirante menor hasta hace unas semanas— aumentó su popularidad en últimas fechas gracias a su imagen de autoridad y seriedad en contraste con la actitud de desfachatez de Sarkozy.

Según observadores, Fillon, de 62 años, mostró ser el aspirante más convincente en los tres debates televisados. Se pronunció por valores conservadores fuertes y prometió efectuar un referendo sobre el sistema de cuotas para inmigrantes, así como prohibir las adopciones a las parejas de personas del mismo sexo.

Juppe, de 72 años, difundió la visión más pacífica de la sociedad francesa, basada en el respeto a la libertad religiosa y la diversidad étnica.

___

Chris den Hond y Angela Charlton contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario