Mundo 17 mayo 2017

Santos visitará a Trump, Venezuela y coca en la agenda

BOGOTÁ (AP) — El presidente colombiano Juan Manuel Santos visitará este jueves a su homólogo estadounidense Donald Trump en la Casa Blanca tras una invitación de Washington centrada en la lucha contra el narcotráfico, la crisis en Venezuela y el posconflicto entre el gobierno y la guerrilla colombiana.

El mandatario llegará a Estados Unidos para intentar mantener la ayuda de un aliado clave en la lucha contra el tráfico de drogas en un momento en que las plantaciones de coca están más extendidas que nunca desde el año 2000 y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ultiman el abandono de las armas tras el acuerdo de paz sellado a fines del año pasado.

Durante su visita Santos, el tercer presidente latinoamericano en ser recibido por Trump, también tiene previstas reuniones con el vicepresidente Mike Pence y con representantes del Congreso, institución que aprobó hace unas semanas una ayuda a Colombia por 450 millones de dólares.

“El ambiente que hay en Estados Unidos frente a Colombia es un ambiente muy positivo que se demostró hace unos días con la aprobación de la propuesta que había hecho el gobierno anterior para financiar Paz Colombia”, dijo el martes el presidente desde Bogotá en relación a un programa del gobierno de Barack Obama para apoyar el posconflicto en sustitución del Plan Colombia, iniciado quince años atrás y centrado en el narcotráfico.

Santos llegará en un momento en que la atención en Estados Unidos está centrada en las revelaciones de posibles filtraciones de inteligencia de Trump a Rusia y el despido del director del FBI, James Comey, quien supervisaba la pesquisa de la agencia sobre Rusia.

A días de su primera visita oficial a Trump, Santos recorrió varias zonas cocaleras del país para lanzar programas de sustitución de cultivos ilícitos y tratar de dar forma a su empeño de erradicar 100.000 hectáreas de coca este año. El gobierno prevé que esos programas reemplacen unas 50.000 hectáreas con sembradíos de plátano y arroz, entre otros, mientras que la otra mitad serán erradicadas de manera forzada por la fuerza pública.

La ayuda estadounidense dependerá en gran medida de la habilidad del presidente colombiano para demostrar su compromiso en eliminar los cultivos ilícitos, que aumentaron este año 18% hasta alcanzar 188.000 hectáreas según un informe de la Casa Blanca, explicó a The Associated Press Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano. “Creo que este tema preocupa a mucha gente en Washington, tanto a republicanos como a demócratas”, agregó Shifter.

Santos, galardonado en 2016 con el premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para lograr un acuerdo con las FARC, espera que su visita incremente el compromiso de Estados Unidos en el posconflicto. Su gobierno inició además diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla de Colombia.

La seguridad en el país es, sin embargo, uno de los aspectos más delicados del posconflicto y la ONU ha reiterado su preocupación por los asesinatos de líderes sociales en zonas tradicionalmente controladas por las FARC y actualmente sometidas a luchas de poder de otros grupos armados ilegales.

Los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, férreos opositores al acuerdo de paz, se encontraron recientemente con Trump en la residencia del mandatario estadounidense de Mar-a-Lago, en Florida, hecho que algunos medios y políticos colombianos interpretaron como un intento de boicotear los acuerdos.

“Una expresión de apoyo político (de Trump al acuerdo de paz) sería muy importante”, apuntó Shifter.

La invitación oficial de la Casa Blanca destacó también la preocupación de Estados Unidos por la “erosión democrática” de Venezuela, donde la oposición lleva casi dos meses de protestas continuadas y los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad han dejado decenas de muertos.

“Es importante la conversación que puedan tener los dos presidentes sobre la región y obviamente esa temática incluye a Venezuela”, aseguró a AP Camilo Reyes, ex canciller, diplomático y analista colombiano. “Los países vecinos como Argentina, Bolivia, Brasil, Perú, Colombia o Chile pueden diseñar alternativas que le ayuden a Venezuela a avanzar y reducir los elementos violentos”, agregó.

La última visita de Santos a Estados Unidos fue en febrero de 2016 cuando se reunió con Obama para conmemorar los 15 años del Plan Colombia.

El viaje a Washington coincide con el quinto aniversario del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos.

El peruano Pedro Pablo Kuczynski fue en febrero el primer mandatario de la región recibido por Trump. En abril Mauricio Macri, presidente de Argentina, viajó a Washington con el mismo propósito.

---------

Los periodistas de The Associated Press César García y Christine Armario contribuyeron a esta información.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario