Mundo 30 agosto 2016

Santos firma decreto para convocar a plebiscito por la paz

BOGOTA, Colombia (AP) — El presidente Juan Manuel Santos firmó el martes el decreto que convoca a un plebiscito el 2 de octubre para que los colombianos manifiesten su apoyo o rechazo a los acuerdos de paz firmados entre su gobierno y las FARC.

La firma del documento se llevó a cabo en la sede de gobierno un día después de que el Congreso diera vía libre por amplia mayoría a la convocatoria propuesta por el jefe de Estado. En la Cámara de Representantes la iniciativa recibió 127 votos a favor y 15 en contra, mientras que en el Senado obtuvo 71 votos positivos y 21 negativos.

"Hoy damos un paso más hacia la paz. El plebiscito es ahora una realidad", dijo el mandatario en un acto en el que estuvo acompañado por todos sus ministros.

El decreto incluye la pregunta que se hará a los votantes: "¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?".

Según el gobernante, "es una pregunta clara y sencilla que no da lugar a ninguna confusión", algo con lo que no están de acuerdo los críticos del proceso de paz, que cuestionaron la forma en que está planteada.

"Es un engaño, es una pregunta que induce a la gente porque, ¿quién no quiere una paz estable y duradera?", dijo a The Associated Press el senador Ernesto Macías, del opositor Centro Democrático que encabeza el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

El también senador Roy Barreras, del oficialista Partido de La U y negociador del gobierno en el proceso con las FARC, indicó a AP que la pregunta es "el título original del acuerdo" entre el gobierno y la guerrilla. "De manera que lo que se está poniendo a consideración de los colombianos es el acuerdo con título original, es totalmente coherente", agregó.

Por su parte, el presidente del Congreso, el senador Mauricio Lizcano, comentó que "estamos listos para recorrer el país con la pregunta", mientras el también legislador opositor Alfredo Rangel escribió en su cuenta de Twitter que "es tramposa porque induce al votante con juicios de valor".

En tanto, Ana Morales, una empleada doméstica de 32 años, dijo a la AP que votará por el no porque "todo eso es un engaño... negociaron muchas cosas por debajo de la mesa".

En la misma línea opinó Luis Augusto Rueda, un vendedor ambulante de 52 años que advirtió que no votará el 2 de octubre "porque todo es un farsa".

Pero Luis Rodriguez, un cultivador de flores de 26 años, dijo que "el acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC es bueno para todos nosotros" y que por eso votará por el sí.

Para que la consulta popular sea aprobada necesitará un poco más de 4,5 millones de votos de los 35 millones de ciudadanos aptos para sufragar, según cifras de la Registraduría Nacional del Estado Civil, la entidad encargada de organizar los comicios.

La firma del decreto del plebiscito se produjo seis días después de que en Cuba delegados de Santos y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron un histórico acuerdo de paz que pone fin a más de medio siglo de conflicto armado.

El jueves Santos dio la orden de cesar las confrontaciones contra las FARC en su calidad de jefe de las fuerzas armadas y lo propio hizo el domingo desde La Habana el máximo jefe de esa guerrilla, Rodrigo Londoño o "Timochenko". El cese bilateral y definitivo del fuego entró en vigor el lunes.

Las Naciones Unidas y observadores internacionales estarán a cargo del monitoreo del fin de las hostilidades y el funcionamiento de las zonas a las que arribarán de manera transitoria los guerrilleros mientras se realiza el desarme.

Entre el 20 y 30 de septiembre habrá una ceremonia en la que Santos y "Timochenko" estamparán su firma en el acuerdo final de paz. El acto, según Santos, se celebraría en Bogotá, Cuba o en la sede de la ONU en Nueva York.

Las negociaciones entre la administración de Santos y las FARC comenzaron a fines de 2012. Desde entonces las partes lograron acuerdos en materia agraria, la participación de los rebeldes en política, la lucha conjunta contra el narcotráfico, el resarcimiento de las víctimas, el cese bilateral y definitivo del fuego y el abandono de las armas, entre otros temas.

El conflicto armado dejó no menos de 220.000 muertos en Colombia entre 1958 y 2012, de acuerdo con un informe del Centro Nacional de Memoria Histórica.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario