Associated Press 09 julio 2016

San Francisco prohíbe productos de poliestireno

SAN FRANCISCO (AP) — Los residentes de San Francisco no podrán comprar hieleras, piscinas para niños pequeños o paquetes de cacahuates fabricados con poliestireno después que supervisores de la ciudad aprobaron en junio una medida que va más allá que la prohibición a envases para comida para llevar que está en vigor en decenas de ciudades y condados.

Los ambientalistas ovacionan la prohibición promulgada por San Francisco calificándola como la más amplia por parte de una jurisdicción estadounidense grande sobre el barato material para empaque de productos que además se utiliza para conservar bebidas frías o calientes. Aseguran que la descomposición de este plástico ligero es extremadamente lenta y contamina vías fluviales, dañando fauna y flora marina y aves.

Los detractores, sin embargo, dicen que la legislación no hace nada para detener el ingreso a la ciudad de artículos empacados con poliestireno, como calentadores, computadoras y casi cualquier objeto, lo que abate el propósito de reducir los deshechos manifestado por San Francisco. Ellos prefieren que la ciudad recicle el producto.

El conocido como "poliestireno expandido" es el plástico más reciente que se convierte en blanco de ciudades y condados, de forma muy parecida a la bolsa plástica desechable, la que San Francisco prohibió en 2007.

La medida adoptada por San Francisco fortalece una ordenanza de 2006 que exige que vendedores de comida y restaurantes utilicen envases de material reciclable o biodegradable para las órdenes para llevar; eso significa nada de poliestireno inflado.

Ciudades como Seattle, Los Ángeles y Portland, Oregon, siguieron esa tendencia. La ciudad de Nueva York lo intentó, pero un juez estatal revocó el año pasado una prohibición a envases de hule espuma y empaques de cacahuates, argumentando que podían ser reciclados.

Un estudio de 2015 encontró que 8% de las partículas microscópicas halladas la Bahía de San Francisco fueron identificadas como hule espuma, probablemente proveniente de productos de poliestireno, dijo Rebecca Sutton, una científica de la organización no lucrativa San Francisco Estuary Institute. En general, la cantidad de partículas de plástico encontradas en la bahía fue siete veces mayor que en el Lago Erie, que es el más contaminado de los Grandes Lagos.

"Es una respuesta oportuna a estudios recientes que muestran que la Bahía de San Francisco contiene una abundancia de micro plásticos, incluidos fragmentos de poliestireno, que provienen de productos plásticos que se fragmentan fácilmente", dijo Miriam Gordon, directora de Clean Water Action en California.

Debbie Raphael, directora del Departamento de Medio Ambiente de San Francisco, admitió que la ciudad no puede controlar sus fronteras pero puede guiar el camino.

"Al igual que muchas de las políticas que comienzan en San Francisco, tenemos la esperanza de que esta política sea adoptada por comunidades circundantes y a nivel estatal para que se pueda materializar su impacto máximo", señaló, añadiendo que la compañía que recolecta la basura de San Francisco no puede reciclar el producto.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario