Mundo 13 marzo 2016

Rusia denuncia presencia militar de Turquía en Siria

ANKARA, Turquía (AP) — Las fuerzas turcas se han adentrado varios metros en territorio sirio para evitar que grupos curdos fortalezcan sus posiciones, denunció el canciller ruso Serguei Lavrov.

En una entrevista el domingo con el canal ruso REN TV, Lavrov calificó la medida de "expansionismo" de Turquía en territorio sirio.

Expresó: "Según la información que tenemos, se están atrincherando unos cientos de metros al otro de la frontera, dentro de Siria".

Lavrov declaró que había visto reportes de tanques turcos en la frontera, pero no dio más detalles sobre la presencia militar turca en Siria.

Lavrov dijo que Turquía se ha reservado el derecho de crear una zona de seguridad en territorio sirio para evitar el fortalecimiento de posiciones curdas en el este y el oeste.

Horas antes las autoridades turcas anunciaron un toque de queda indefinido las 24 horas del día en dos localidades de mayoría curda donde las fuerzas turcas de seguridad preparan una operación a gran escala para combatir a milicianos curdos.

Turquía ha impuesto toques de queda en varios puntos de conflicto en el sureste del país desde agosto, en una campaña contra milicianos vinculados con el Partido de los Trabajadores del Curdistán, o PKK, que han establecido barricadas, cavado trincheras y colocado explosivos. Las operaciones militares han planteado preocupaciones sobre violaciones de derechos humanos y decenas de muertes de civiles. Decenas de miles de personas se han visto desplazadas por los combates.

El toque de queda entraría en vigor en la localidad de Yuksekova a las 2000 GMT del domingo, indicó la oficina del gobernador de la provincia, que limita con Irak e irán. También se prohibirá la entrada o salida de la ciudad. Varios medios informaron sobre docenas de tanques enviados a la localidad.

Poco después, las autoridades en la provincia de Mardin anunciaron otro toque de queda similar en Nusaybin, en la frontera con Siria, a partir de medianoche.

El domingo se veía a vecinos saliendo de Nusaybin, llenando sus autos de enseres o saliendo hacia la terminal de autobuses antes incluso de que se anunciara la medida, indicó la agencia de noticias Dogan. En una escuela esperaban varios tanques antes de la ofensiva, añadió Dogan.

El ejército turco puso fin la semana pasada a una operación de tres meses en el distrito histórico de Sur, en Diyarbakir, la ciudad más grande del sureste de Turquía, de población en su mayoría curda. Las autoridades suavizaron el domingo el toque de queda en algunas calles y un barrio de Sur, pero mantuvo el asedio a las zonas principales del distrito.

El PKK está considerado como una organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea. El frágil proceso de paz entre el PKK y el gobierno turco se derrumbó en julio, reavivando una lucha en la que han muerto decenas de miles de personas desde 1984.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario