Mundo 19 abril 2016

Rumores de fricción entre presidente polaco y líder partido

VARSOVIA, Polonia (AP) — El lenguaje corporal lo dijo todo. El presidente polaco Andrzej Duda se acercó a Jaroslaw Kaczynski, líder del partido gobernante, asintiendo y estrechándole la mano. Pero Kaczynksi a duras respondió, haciendo su mano a un lado en un saludo fugaz, pero sin detenerse y sin siquiera voltear a ver al dirigente del país.

Ese frío encuentro en un acto oficial ha causado rumores de un distanciamiento entre ambos líderes. De ser cierto, sería la primera señal de división en los niveles gobernantes desde que el conservador Partido Ley y Justicia llegara al poder el año pasado, al ganar tanto la presidencia como el parlamento, un poder sin precedentes para cualquier partido en la era postcomunista de Polonia.

Los observadores ven el desarrollo con interés. Un corto video del desaire llegó a las redes sociales y en días recientes los periódicos discuten la relación. Si la tensión es seria y prolongada, surge la interrogante sobre la capacidad del partido en los próximos años para impulsar su programa nacionalista y conservador, y mantener una centralización del poder que ha causado preocupaciones sobre el estado de derecho.

Analistas políticos dicen que es muy pronto para saber si habrá consecuencias serias del distanciamiento y dicen que la señal real será si Duda comienza o no a vetar la legislación aprobada por el Parlamento. Duda, quien oficialmente dejó el partido de acuerdo con la tradición, permanece leal al grupo y no hay señal de que sofocará su agenda legislativa.

Lo que sea que pase, la situación renueva el interés en una muy inusual división de poder: Kaczynski no tiene otro puesto electo que el de legislador, sin embargo, es considerada la persona más poderosa en Polonia.

El caso de Duda parece ser el de un político secundario que ganó el mayor puesto político del país en lo que seguro fue una gran sorpresa incluso para él.

En teoría, un Duda cada vez más independiente podría representar una de las mayores amenazas para Kaczynski, quien está en una autoproclamada misión de reconstruir Polonia y lograr la soberanía nacional a expensas de la Unión Europea, restaurar los valores católicos y erradicar a los liberales.

___

La periodista de Associated Press Monika Scislowska contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario