Mundo 10 junio 2016

Rousseff sugiere referéndum después de juicio político

SAO PAULO (AP) — La presidenta brasileña Dilma Rousseff insinuó que podría convocar a un referendo nacional sobre su presidencia si sobrevive a un juicio político previsto para agosto.

Rousseff dijo en una entrevista transmitida por la televisión estatal de Brasil el jueves por la noche que se debería "consultar" a los brasileños sobre su futuro, incluso si el Senado no la retira permanentemente del cargo.

Esa consulta podría conducir a una nueva elección presidencial.

Rousseff fue suspendida el 12 mayo en medio de señalamientos de que violó las leyes fiscales, pero ella ha refutado reiteradamente todas las acusaciones.

"Dado el nivel de contradicción entre los distintos actores políticos en este país, es necesario apelar a la población", dijo la mandataria suspendida. "Creo que puede ser una suerte de plebiscito. No daré un menú completo aquí, pero es algo que se discute intensamente".

Los legisladores que no la apoyan a ella ni al presidente interino Michel Temer han reclamado nuevas elecciones para resolver la crisis política.

Para que ello suceda, los dos deberían renunciar o ser removidos antes de que termine el año. En caso contrario, bajo la ley vigente, el Congreso elegiría a un nuevo presidente para que complete el cuadrienio de Rousseff, que finaliza en 2018.

"Solo una consulta popular puede limpiar y aclarar todo el desastre que es el gobierno de Temer", afirmó Rousseff.

Los aliados del presidente interino han rechazado los llamados a nuevas elecciones.

Rousseff hizo su sugerencia en momentos que un número creciente de senadores dice que no han decidido cómo votarán en el juicio.

Tras apenas un mes en funciones, Temer se ha vuelto tan impopular como Rousseff y ya ha perdido dos ministros en medio de investigaciones por corrupción. Los miembros de su círculo interno también están bajo investigación. Además han salido a la luz varias grabaciones que lo perjudican y se le critica por formar un gabinete exclusivamente con hombres blancos.

Incluso antes de que Temer asumiera el cargo, 58% de la población estaba a favor de destituirlo, según una encuesta de Datafolha en abril. En ese momento, el 61% también quería la destitución de Rousseff.

El viernes se realizaron manifestaciones en contra del juicio político en al menos 18 estados y en la capital, Brasilia, en las que miles de personas tomaron las calles. En Sao Paulo, los manifestantes bloquearon la principal avenida de la ciudad, la Avenida Paulista.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario