Deportes 27 abril 2016

Rosario Central logra triunfo de oro en cancha de Gremio

PORTO ALEGRE, Brasil (AP) — El delantero Marco Ruben convirtió el miércoles el gol de la valiosa victoria 1-0 de Rosario Central ante Gremio en Brasil y dejó al conjunto argentino en excelente situación para avanzar en casa a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Ruben anotó a los 14 minutos luego de una falla de la defensa.

Rosario Central hizo un excelente partido y Ruben fue una pesadilla para la defensa local pero no salió para el segundo tiempo debido a una lesión. Fue relevado por Giovani Lo Celso.

Junto al capitán Ruben brillaron Walter Montoya, Damián Musto, Germán Herrera y Esteban Burgos. El guardavallas uruguayo Sebastián Sosa tuvo una noche tranquila.

"El gol, el triunfo fuera de casa tienen enorme valor pero lo mejor es olvidarlo, faltan 90 minutos", dijo Ruben. "Creamos varias situaciones de gol y pudimos ganar por una diferencia más grande pero nos marchamos complacidos".

Gremio, campeón de la Copa en 1983 y 1995, pasó muchas dificultades frente a un oponente que atacó y se defendió bien.

El encuentro de vuelta se disputará en cancha de Rosario el 5 de mayo y el vencedor enfrentará en los cuartos de final al ganador de la serie entre Huracán de Argentina y Atlético Nacional de Colombia, que igualaron 0-0 el martes en el duelo de ida.

Rosario figuró octavo entre los clasificados a esta ronda, tras encabezar el Grupo 2 con 11 puntos. Gremio terminó 9no, también con 11 unidades y como escolta del Grupo 6.

"Hicimos un gran partido y por eso nos llevamos el triunfo", manifestó el técnico Eduardo Coudet. "El esfuerzo fue grandioso e hicimos un partido muy inteligente".

Rosario atacó desde el primer momento y los defensores Fred y Bressan neutralizaron los avances pero luego de los 10 minutos se vieron en aprietos.

El defensor Víctor Salazar aprovechó una falla de la defensa local y habilitó a Ruben, quien venció al arquero Marcelo Grohe.

Luego de la anotación, Gremio fue a la ofensiva y la zaga de Rosario, encabezada por Burgos, neutralizó las situaciones de riesgo. El atacante ecuatoriano Miller Bolaños, solo frente a Sosa, elevó el balón a los 41 minutos.

Ruben estrelló la pelota contra el horizontal a los 43 minutos y a los 44, en buena posición, desvió la pelota.

Gremio buscó el empate con insistencia en la segunda mitad y Bolaños, con disparos de media distancia creó alguna zozobra. Bobó lo sustituyó a los 65 minutos.

El mediocampista Montoya, tras la salida de Ruben, se convirtió en el hombre más importante del conjunto argentino mientras en Gremio desentonaron sus figuras.

Rosario, a medida que avanzó el tiempo, estuvo más cerca del segundo frente a un oponente limitado.

El partido se disputó en el estadio de Gremio ante unos 35.000 aficionados, incluidos unos 2.000 seguidores de Rosario.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario