Entretenimiento 09 agosto 2016

Rogen y Goldberg regresan impávidos con "Sausage Party"

NUEVA YORK (AP) — Hace casi dos años la comedia sobre Corea del Norte de Seth Rogen y Evan Goldberg "The Interview" desató un ciberataque contra Sony Pictures y una crisis sin precedentes en Hollywood, pero la experiencia no logró amansarlos.

En la divertida comedia animada "Sausage Party", Rogen y Goldberg buscan nuevamente romper los límites de un Hollywood adverso a los riesgos, y Sony los sigue apoyando.

"Esa experiencia no nos hizo para nada más tímidos, no creo. Si acaso nos mostró que estas cosas pueden afectar de maneras que nunca imaginaste", dijo Rogen entre risas, en realidad usando otra palabra para "cosas". "Pero posiblemente me lo pensaría dos veces antes de matar a un dictador vivo en alguna de mis películas".

Ningún país ha vapuleado a "Sausage Party". "Todavía no", dice Rogen. Pero una comedia llena de groserías en un medio asociado con Disney hace que "Sausage Party" sea un estreno atrevido para cualquier estudio, y más aún para uno que se tambaleó por la película anterior del dúo.

Rogen y Goldberg (coguionistas y coproductores) han trabajado desde hace casi una década en "Sausage Party", su versión de una cinta de Pixar, con todo y una canción del compositor de "La Bella y la Bestia", Alan Menken. La película se desarrolla en un supermercado donde la comida y otros productos básicos creen que su salvación es ser comprados y llevados al "más allá".

Tiene algo del existencialismo de su comedia apocalíptica "This Is the End" e incluso ciertos toques de sátira política como en "The Interview". Pero en general lo que incluye es una gran cantidad de dobles sentidos (Rogen es una salchicha para hot dog que sueña con unirse al bollito de Kristen Wiig), una larga escena de orgía e incluso a una malvada ducha vaginal.

"El verdadero problema para hacerla no era la ducha vaginal hablando o la parte sexual gráfica", dijo Goldberg. "El verdadero problema es que es una película animada de clasificación R (para mayores de 17 años), esa era la frase que detenía a los estudios, no hay un modelo igual".

Rogen y Goldberg, quienes son amigos desde su infancia en Vancouver, hablaron recientemente en entrevistas separadas con The Associated Press. Goldberg por teléfono desde Los Angeles; Rogen en un café en Nueva York, con su perrita Zelda sentada tranquilamente junto a él. De alguna manera el fiasco de "The Interview" ha quedado atrás para ellos. Estrenaron la comedia navideña "The Night Before" en noviembre pasado con Sony y se adentraron en la serie de AMC "Preacher", entre otros proyectos.

Pero ambos coinciden en que la experiencia de "The Interview" es omnipresente, pues su oficina sigue en las instalaciones de Sony y siguen trabajando de cerca con el estudio, que bajo la exdirectora Amy Pascal apoyó sus primeras películas.

"En general recuerdo que fue un lío, fue terrible", dijo Rogen sobre el ciberataque. "Me tomó mucho tiempo recuperarme emocionalmente de eso".

"Todos hablamos de esto todo el tiempo y siempre lo haremos", dijo Goldberg. "Seth y yo no estamos de acuerdo en cuanto a lo que pasó. Él no está tan seguro de que hayan sido los norcoreanos, yo estoy un poco más seguro, pero no está claro. También tenemos la teoría de que alguien lo comenzó y alguien más lo terminó".

Ambos dijeron que el ataque generó mucha frustración por la forma en la que los medios lo cubrieron y cómo manejó el estudio ciertos aspectos, cómo los cines se negaron a proyectar la película. Dentro de lo positivo, los correos filtrados llevaron a un debate sobre igualdad de género y salario en Hollywood, pero Rogen no lo ve de esa manera.

"¿Eso es noticia?, ¿que el mundo es sexista?, ¿que las mujeres reciben una paga menor que los hombres especialmente en Hollywood?", dijo. "Creo que es lindo verlo escrito, pero uno esperaría que algo así lleve a cierta igualdad para las mujeres y Amy Pascal fue la única que perdió su trabajo como resultado de esto y fue reemplazada por un hombre".

Ante el trauma de la experiencia Goldberg y Rogen se preguntaron qué pasaría con "Sausage Party", cuyo presupuesto de 30 millones de dólares fue pagado por la financiera Megan Ellison.

"Estaba preocupado, honestamente", dijo Rogen. "Cuando casi arruinas a un estudio te preguntas si van a echar abajo tu película, pero tuvimos un montón de conversaciones, fuimos muy honestos al respecto, muy humildes".

"Es súper raro, es un estudio diferente ahora. La mitad de la gente que conocemos ya no está ahí, la mitad sigue", dijo Goldberg. "Teníamos varios proyectos con ellos, hemos comenzado aún más proyectos con ellos. Tuvimos buena suerte porque Sony tiene agallas y hace cosas locas que otros estudios no hacen".

Aunque "Sausage Party" es claramente "alocada" de acuerdo a los estándares actuales de las comedias, Rogen y Goldberg pudieron convocar a otros artistas para que prestaran sus voces: Jonah Hill (quien tuvo la idea original), Michael Cera, Salma Hayek (en el papel de un taco) y Edward Norton.

"La llamada más divertida fue para Meatloaf", dijo Rogen, quien para usar una canción necesitaba el permiso del cantante, cuyo nombre en inglés se refiere a un pastel de carne. "Estuve balbuceando como cinco minutos y al final dijo, 'OK, está bien, lo entiendo".

Rogen recordó cómo reaccionó el público a "This Is the End": "Esa mirada de 'no puedo creer que hayan hecho esto'''. Pero Rogen y Goldberg planean hacer una secuela.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario