Miami 08 noviembre 2016

Rivera pierde por un puñado de votos en contienda no apta para cardíacos

Perdiendo con apenas 45 votos, el republicano David Rivera fracasó en su intento de convertirse el nuevo legislador estatal por el escaño 118 de Florida frente a su competidor demócrata, Roberto Asencio.

Con la derrota, Rivera tropieza en sus esfuerzos por resucitar su atribulada carrera política, luego de que el político se viera inmerso en un escándalo que condujo a que perdiera su puesto en la Cámara de Representantes en el 2012.

Pero el estrecho margen de 45 en la votación del martes solo representa una diferencia de 0.08 por ciento de los 62,613 votos emitidos.

Esa diferencia es significativamente más pequeña que el margen de 0.5 por ciento que podría conducir a un proceso de recuento de votos en Florida.

Tras recibir los datos de los 41 precintos que conforman el distrito 118, que abarca un importante sector del suroeste del condado de Miami Dade, Asencio emergió ganador del escaño tras obtener un total de 31,329 votos frente a los 31,284 que consiguió Rivera.

Asencio, quien sirvió en las fuerzas armadas, se retiró en el 2015 del departamento de Policía del sistema escolar de Miami Dade después de servir por 26 años. Fue uno de los fundadores de la Sociedad de Empleados Públicos de Florida, una organización de activistas que defiende los derechos de los trabajadores estatales.

El oficial retirado recibió el respaldo de la Orden Fraternal de la Policía del Condado de Miami-Dade, el del Sindicato Intencional de Policía, el Sindicatos de los Teamsters y de otras organizaciones laborales.

Rivera lanzó su candidatura sorprendiendo a algunos que pensaban que su carrera política ya había llegado a su fin como resultado de los escándalos en que se había visto envuelto.

Rivera ya estaba siendo investigado por violaciones a las normas de ética y evasión de impuesto en el 2010, cuando ganó las elecciones para convertirse en representante por Florida al Congreso de Estados Unidos.

En esa ocasión, las autoridades federales no llegaron a presentar cargos en su contra y el dirigente solo terminó siendo sancionado por la Comisión de Ética de Florida con una multa de $58,000, sanción que luego fue apelada.

Pero Rivera terminó sirviendo solo dos años en el Congreso tras verse nuevamente bajo la lupa de los investigadores federales, está vez por hacer uso de un esquema ilegal de financiamiento de campaña en el 2012, que llevó a su cómplice, Ana Alliegro, a pagar una condena de dos años de prisión.

Incluso en su último intento por regresar a la política, Rivera no logró escapar del todo las controversias, luego de que su equipo de asesores emprendiera una campaña de llamadas telefónicas automáticas y de material impreso acusando a Asencio de ser un abusador infantil.

“David Rivera está llevando una campaña de difamación contra la carrera de un servidor público y de un distinguido oficial de la policía, Roberto Asencio”, denunció Javier Ortiz, director del Distrito 6 de la Orden Fraternal de la Policía en un comunicado.

“La Orden Fraternal de la Policía no apoya las calumnias e insinuaciones obscenas contra Robert y sus logros profesionales”, dijo Ortiz.

La campaña emprendida contra Ascencio estaba basada en una queja presentada por una madre de Hialeah que acusaba al entonces sargento de policía haber forzado a salir a su hijo de un autobús, agarrándole por el cuello de la camisa debido a que el niño se mostraba irrespetuoso.

Pero la investigación del distrito escolar demostró que Asencio no había cometido nada indebido.

El memorando “básicamente decía que no hubo violaciones de la ley, ni de la política, ni de los procedimientos. Decía no hay nada aquí, pero vamos a dejar un memorando en el archivo […] No había ni siquiera una violación de los estándares más básicos”, explicó Raúl Correa, portavoz del Jefe de Policías del Sistema Escolar del Condado de Miami-Dade.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article113497943.html#storylink=cpy

Fuente: elnuevoherald.com / Antonio María Delgado

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario