Mundo 24 julio 2016

Revista: Caro Quintero niega haber regresado a narcotráfico

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El narcotraficante mexicano prófugo Rafael Caro Quintero negó que esté tratando de regresar al mundo del tráfico de drogas o que intente entrometerse con las operaciones del cártel de Sinaloa, según una entrevista publicada el domingo.

Caro Quintero está prófugo desde 2013, cuando fue puesto en libertad por error después de que purgara 28 de los 40 años de cárcel a los que fue sentenciado en relación al secuestro, tortura y asesinato en 1985 del agente de la DEA, Enrique Camarena.

La DEA ofrece una recompensa de hasta cinco millones de dólares por información que conduzca al arresto y condena de Caro Contero.

Después de que las autoridades mexicanas lo pusieran en libertad y ordenaran recapturarlo, Caro Quintero fue entrevistado en su condición de prófugo por la revista noticiosa Proceso.

El personaje dijo que "la preocupación mía es muy grande" ante las versiones de prensa según las cuales se estaba peleando con el Cártel de Sinaloa.

"En primer lugar yo no tengo problemas con ningún cártel", declaró Caro Quintero, quien vestía ropa sencilla cuando fue entrevistado en una vivienda humilde.

Jorge González, fiscal general del estado de Chihuahua, en el norte del país, había dicho a principios de mes que tenía información de que Caro Quintero intentaba regresar al negocio del narcotráfico y disputarle territorio al cártel de Sinaloa.

La zona limítrofe entre los estados mexicanos de Sinaloa y Chihuahua ha registrado en las últimas semanas un aumento en hechos de violencia.

Caro Quintero, quien se cree tiene 63 años, dijo que "yo fui narcotraficante hace 31 años", pero señaló que dejó esa actividad ilícita en 1984 después de una operación contra grandes plantíos de marihuana que tenía en un rancho en Chihuahua. "Dejé de ser narcotraficante y le vuelvo a repetir: de favor, que me dejen en paz".

Sin embargo, diversas personas ponen en duda ese tipo de aseveración.

"Caro Quintero negará todo y nada", dijo Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA. "Pero Caro Quintero sabe que para que sobreviva como prófugo, ahora que lo están buscando de nuevo, necesita dinero... Tiene que meterse en el negocio del narcotráfico".

"Lo que hace es negar que intenta hacerse de un pedazo de territorio en el que pueda traficar... aunque en este preciso momento lo negará porque carece de la fuerza suficiente para lanzar un ataque frontal contra el cártel de Sinaloa".

Caro Quintero dijo que después de su liberación tuvo una reunión amistosa con el capo narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, quien ya está preso.

"Él vino a saludarme", declaró Caro Quintero. Ambos desayunaron juntos y Caro Quintero señaló que "platicando le comenté que yo ya no quería saber nada de cuestiones ilícitas".

Caro Quintero afirmó que tuvo una reunión similar con Ismael "El Mayo" Zambada, otro de los líderes del cártel de Sinaloa.

Caro Quintero salió libre en 2013 después de que un tribunal de apelaciones en el estado de Jalisco, en el occidente del país, ordenara su excarcelación por una falla procesal después de que pasara 28 años tras las rejas. Según el tribunal, Caro Quintero debió ser juzgado en el orden local y no en el orden federal.

La Suprema Corte de Justicia de México revocó después el fallo del tribunal y señaló que Camarena estaba registrado como un agente del gobierno estadounidense y por lo tanto su asesinato era un asunto de competencia federal.

Las autoridades emitieron una orden de captura en contra de Caro Quintero, pero ya estaba escondido.

Caro Quintero fue uno de los miembros fundadores de una de las primeras y más grandes organizaciones narcotraficantes, el cártel de Guadalajara.

Contribuyó a establecer un poderoso cártel en el estado de Sinaloa, en el noroeste de México, que después se dividió en algunas de las organizaciones narcotraficantes más grandes del país, entre ellas los cárteles de Sinaloa y Juárez.

En la entrevista, Caro Quinero niega haber participado en el asesinato de Camarena.

"Ni organice ni secuestré ni maté al señor Camarena", afirmó. "Estuve en el lugar equivocado".

Sin embargo, Caro Quintero pidió perdón a la familia de Camarena y señaló que "estoy muy arrepentido, y si cometí algún error, pido perdón".

Vigil dijo que "tenemos muchos testigos que afirman que Caro Quintero estaba muy drogado con cocaína, que entró y golpeó a 'Kiki' Camarena en la cabeza con un objeto contundente" cuando el agente estaba agonizante.

Un funcionario mexicano dijo el sábado que el gobierno estudia una petición para conceder el arresto domiciliario a otro jefe narcotraficante condenado por el homicidio de Camarena debido a su avanzada edad y porque se encuentra enfermo.

El narcotraficante Ernesto Fonseca Carrillo, alias "Don Neto", de 86 años, también purga una sentencia de 40 años de prisión.

Diversos tribunales mexicanos han dicho que Fonseca Carrillo reúne los requisitos para acceder a ese beneficio que se concede a presos de avanzada edad o están enfermos.

Otro líder narcotraficante también de avanzada edad, Miguel Ángel Félix Gallardo, continúa preso por su implicación en el caso.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario