Deportes 21 agosto 2016

Retienen pasaportes de funcionarios de delegación irlandesa

RIO DE JANEIRO (AP) — La policía brasileña que investiga un caso de reventa de boletos para las justas olímpicas realizó una redada en las oficinas de la delegación de Irlanda en la villa de atletas el domingo y retuvieron los pasaportes de varios miembros del equipo en el último día de los Juegos de Río de Janeiro.

La ampliación de la investigación sucede mientras el ejecutivo del COI, Patrick Hickey, presidente del Consejo Olímpico de Irlanda, permanece en prisión luego de su arresto el miércoles.

Si bien no se realizaron más detenciones el domingo, el COI indicó que a otros integrantes de la delegación se les ha solicitado "presentarse para ser interrogados en una delegación de policía el martes. Ellos aceptaron a hacerlo".

La agencia de relaciones públicas del COI con sede en Dublín informó que a cerca de tres miembros más de su delegación se les retuvieron los pasaportes, teléfonos y computadoras portátiles.

"Temprano por la mañana en Río, la policía llegó a las oficinas del COI en la Villa Olímpica y a la zona de alojamiento del COI afuera de la villa", señaló el Comité Olímpico Internacional.

Boletos oficiales para los partidos, que no fueron utilizados, también fueron decomisados en la oficina irlandesa en la Villa Olímpica. El COI explicó que esos boletos habían sido asignados para familiares y amigos de los atletas.

"Continuamos con la investigación sobre la confabulación para la reventa de boletos", aseguró la policía de Río de Janeiro. "Los agentes realizan las investigaciones desde esta mañana, y continuarán hasta el martes".

La pesquisa se mantuvo en curso durante los Juegos Olímpicos, y las autoridades realizaron las primeras detenciones hace dos semanas.

Hickey, de 71 años, fue arrestado durante una redada en la madrugada del miércoles en el hotel donde se hospedan los funcionarios del COI, pero de inmediato fue hospitalizado por dolores en el pecho.

Enfrenta cargos de conspiración, reventa de boletos y marketing parasitario después que las autoridades brasileñas afirmaran que el funcionario formaba parte de una confabulación para obtener tres millones de dólares con la venta ilegal de boletos sobrevaluados para eventos de las primeras justas olímpicas en Sudamérica.

Hickey es presidente del comité olímpico irlandés y miembro del Comité Olímpico Internacional, pero se "marginó temporalmente" de ambos cargos "hasta que se resuelva el asunto", según había señalado el comité irlandés.

Algunos boletos del comité irlandés para la ceremonia de apertura de los Juegos de Río con un valor original de 1.400 dólares fueron vendidos a 8.000 dólares, de acuerdo con la policía.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario