Mundo 02 marzo 2016

Residentes regresan a su destruido pueblo Cizre en Turquía

CIZRE, Turquía (AP) — Residentes regresaron el miércoles al conflictivo pueblo Cizre, en el sureste de Turquía, para encontrarse con muchos de sus hogares destruidos y por lo menos un cuerpo aún tirado al interior de una casa en ruinas.

Una primera oleada de arribos llegó en la madrugada al pueblo, con vehículos llenos de artículos personales y, en muchos casos, niños, luego de que las autoridades redujeron parcialmente un toque de queda de 24 horas que se impuso para facilitar los operativos de seguridad contra los milicianos curdos.

La policía inspeccionó cuidadosamente sus documentos, así como los contenidos de sus autos y bolsos, mientras entraban lentamente al pueblo cerca de la orilla del río Tigris.

El nivel de daño en algunos barrios recordó los primeros días del conflicto militar en el país vecino Siria, con edificios destrozados por bombardeos o parcialmente colapsados. Hay casquillos de balas tirados en las calles del barrio Sur, en donde los residentes hicieron un terrible descubrimiento: el cuerpo de un hombre que no alcanzaban a reconocer.

La peste a muerte también subía de entre los escombros de un edificio colapsado en la misma zona. Los residentes dijeron que el sótano había sido utilizado como albergue y fue demolido por las fuerzas de seguridad.

"Quienes hicieron esto no son humanos", dijo el residente de Cizre, Serif Ozem. "Lo que sucedió aquí es un segundo Kobane en un país que se supone es democrático". Kobane es un pueblo mayoritariamente turco en el norte de Siria que sufrió un asedio brutal a manos del grupo Estado Islámico.

El toque de queda impuesto el 14 de diciembre se redujo el miércoles, aunque aún se mantiene entre las 7:30 de la noche y 5 de la mañana. El aplazamiento llega tres semanas después de que las autoridades declararan un final exitoso de operativos militares para aniquilar a rebeldes curdos relacionados con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán, o PKK.

Amnistía Internacional indicó que los toques de queda se consideran "castigo colectivo".

Grupos de defensa expresaron su preocupación por el número elevado de muertes civiles —por lo menos 92 sólo en Cizre, de acuerdo con grupos de derechos humanos turcos— durante los toques de queda.

Ozturk Turkdogan, quien dirige la Asociación de Derechos Humanos con sede en Ankara, dijo que 171 cuerpos más fueron recuperados de tres sótanos en Cizre desde el 5 de febrero. "Creemos que estas personas eran civiles no armados", le dijo a Associated Press.

El primer ministro Ahmet Davutoglu prometió reconstruir Cizre y otros distritos destruidos en combate.

___

Los periodistas de Associated Press Suzan Fraser en Ankara, Turquía y Mehmet Guzel en Cizre contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario