Entretenimiento 17 junio 2016

Reseña: Red Hot Chili Peppers reflexivos en "The Getaway"

El primer álbum de la banda de los Red Hot Chili Peppers en cinco años, "The Getaway", tiene un aire melancólico incluso cuando sus ritmos se aceleran.

Danger Mouse (Brian Burton) reemplaza a Rick Rubin como productor e incluyó más teclados de habitual al trabajo de la banda. Los signos distintivos de los Peppers continúan presentes, desde menciones a California y el hábil bajo de Flea a las letras e interpretación rítmica de Anthony Keidis.

El arpegio inicial de "The Longest Wave" puede hacer que los admiradores piensen que John Frusciante está de regreso, pero el "nuevo guitarrista" Josh Klinghoffer (ha estado en la banda desde hace casi una década) logra una interpretación notable. Sin embargo es menos peculiar que su predecesor.

En el lado más alegre, el piano de Elton John fortalece "Sick Love", la cual toma parte de su melodía de "Bennie and the Jets" de John, mientras que "Dark Necessities", el primer sencillo del disco, podría ser del Duran Duran de finales de la década de 1980 y "Go Robot" es como si los RHCP entraran en el territorio de Nile Rodgers y Daft Punk.

Algunas piezas más pesadas llegan hacia el final del disco, una guitarra al estilo Hendrix anima "Detroit", en la que mencionan a los hijos de la ciudad como The Stooges, Funkadelic, J Dilla y Henry Ford, mientras que interludios más amables ofrecen un respiro en "This Ticonderoga".

Los Red Hot Chili Peppers toman algunos riesgos y se mantienen de pie en "The Getaway" (Warner Bros.), pero incluso en el rock and roll, el tiempo pasa.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario