Entretenimiento 15 marzo 2016

Reseña AP: La fe se pone a prueba en "Miracles From Heaven"

El ascenso de las llamadas "películas basadas en la fe", generalmente películas de bajo presupuesto que suelen ser evangélicas, ha ocurrido principalmente dentro de una burbuja gracias al apoyo de los creyentes cristianos en ese pagano lugar de encuentro: las multisalas de cine.

"Miracles From Heaven", un filme cuyo título que incluso ruborizaría al canal de películas Hallmark, es un intento por expandir el alcance de las películas basadas en la fe un poco más allá de su público regular. Para lograrlo se armó de dos cosas: el poder estelar de Jennifer Garner y mucho sentimentalismo. El destino de una niña de 10 años enferma resta justo en el medio de esas dos cosas.

La película dirigida por la mexicana Patricia Riggen ("Los 33"), es una adaptación de las memorias de Christy Beam, cuya familia tejana es azotada cuando una de sus tres hijas, Anna (interpretada tiernamente por Kylie Rogers), parece sufrir una rara enfermedad que le impide digerir alimentos de manera crónica.

La película se anuncia como una historia "basada en sucesos reales, y algunas de sus mejores cualidades son precisamente retratar elementos de la vida real: la ansiedad de la paternidad, la lucha para encontrar un significado en medio de las dificultades; las cuales no suelen presentarse en el cine.

Pero el destino de "Miracles From Heaven" nunca está en duda. Cuando Garner en el papel de Beam hace unas preguntas en voz en off al comienzo de la cinta sobre de dónde provienen los milagros, el título de la película ya nos ha dado la respuesta. También nos hace pensar que al final todo saldrá bien para Christy, quien se aleja de su fe mientras ve cómo el estómago de su hija se inflama dolorosamente y Anna, cuya salud se deteriora mientras la familia busca desesperadamente un médico que la trate.

Los Beam, una familia blanca, que va a la iglesia, usa camisetas de franela y vive en un rancho en Texas con sus caballos, no son muy diferentes de la visión más estereotípica y limitada de los cristianos.

Pero a favor de la película habría que decir que su característica más distintiva es su sinceridad para reconocer los pequeños y grandes gestos de bondad que alteran vidas. No es la epifanía más radical, pero en "Miracles From Heaven" se siente genuina.

Garner es, sin duda, una mejor actriz que lo que muchas de estas películas han tenido antes, y sus angustiosos temores maternales llevan a la película a provocar algo mejor de lo que se esperaría. Varios años después de "Dallas Buyers Club", Garner regresa a las salas de hospital, en esta ocasión como madre de una paciente.

Y en el camino varias personas le aligeran la vida a Anna: Un doctor juguetón (el actor mexicano Eugenio Derbez), una mesera amigable (Queen Latifah, quien increíblemente interpreta a una bostoniana), y un compañero de clase considerado.

"Los milagros están en todas partes", y la espiritualidad en el cine también y se debería buscar en películas que superan los constreñidos límites de las películas de fe.

"Miracles From Heaven" de Sony Pictures tiene una clasificación PG en Estados Unidos, con cierto material que podría no ser apropiado para niños, por la presentación de "accidentes e imágenes médicas". AP la ha calificado con dos estrellas de cuatro.

___

Jake Coyle está en Twitter como: http://twitter.com/jakecoyleAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario