EEUU 15 febrero 2017

Republicanos ya no quieren investigar al gobierno

WASHINGTON (AP) — El fervor con que los republicanos impulsaron investigaciones de cualquier sospecha de irregularidad durante el gobierno de Barack Obama brilla por su ausencia ahora que Donald Trump ocupa la Casa Blanca.

Cada día que pasa surge un nuevo dolor de cabeza o una nueva situación que bordea una crisis para el gobierno de Trump, incluida la renuncia del asesor de seguridad nacional en medio de manejos sospechosos que involucran a Rusia.

Nadie en el campo republicano, sin embargo, ha sentido por ahora la necesidad de promover una investigación del presidente ni de su gobierno.

Los demócratas exigen una investigación a fondo de la renuncia del asesor de seguridad nacional Michael Flynn, y quieren establecer incluso lo que sabía Trump y cuándo se enteró, en relación con los contactos que tuvo Flynn con el embajador ruso en torno a sanciones de Estados Unidos a Rusia previas a la asunción del nuevo gobierno. El secretario de prensa de la Casa Blanca Sean Spicer reveló que Trump se enteró a fines de enero de que Flynn había engañado al vicepresidente Mikek Pence al informarle sobre esos contactos.

En lugar de aceptar el pedido demócrata de una investigación independiente, los republicanos del Senado insisten en que el Comité de Inteligencia analice lo sucedido como parte de una investigación de la interferencia de Rusia con las elecciones presidenciales de noviembre.

"El Comité de Inteligencia ya está analizando el involucramiento de Rusia en nuestras elecciones y tiene amplia jurisdicción sobre la comunidad de espionaje; pueden investigar lo que deseen", expresó el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell. "Es bastante probable que quieren analizar este episodio también", agregó.

El presidente del comité, senador Richard Burr, republicano, declaró a la prensa que se llevará a cabo un análisis "agresivo" de lo sucedido, pero "en privado. No lo hacemos en público".

Los republicanos de la cámara baja tenían menos interés todavía en investigaciones. Devin Dunes, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo que "el verdadero delito" es cómo se filtraron las conversaciones telefónicas de Flynn, algo que también dijo Trump en un tuit.

"Creo que la situación se está resolviendo sola" con la renuncia de Flynn, sostuvo el presidente del Comité de Supervisión de la cámara baja Jason Chaffetz. Esa es una postura muy distinta a la que asumió Chaffetz el año pasado en relación con posibles malos manejos del poder ejecutivo, cuando los republicanos de la Cámara de Representantes pidieron 70 veces en menos de tres meses investigar a la candidata demócrata a la presidencia Hillary Clinton después de que el FBI dijo que no había cometido delito alguno al usar un servidor privado para enviar correos electrónicos como secretaria de estado.

El senador republicano Rand Paul opinó que no hay que perder demasiado tiempo investigando a la Casa Blanca, por considerar que eso sería contraproducente en momentos en que el partido encara una intensa agenda en el Capitolio.

"No creo que sea útil lanzar investigación tras investigación, sobre todo de tu propio partido", declaró al programa "Kilmeade and Friends" de Fox News Radio. "Nunca empezaremos a hacer las cosas que tenemos que hacer, como eliminar el Obamacare (plan de salud de Obama), si estamos todo el tiempo con republicanos que investigan a republicanos. No tiene sentido".

Los demócratas no pueden hacer mucho por su cuenta ya que son minoría en ambas cámaras del Congreso.

"¿Escuchan el silencio? Es el sonido de los republicanos de la cámara baja que no supervisan lo que hace el presidente Trump. Cero", dijo el representante Elijah Cummings, el demócrata de más alto rango en el Comité de Supervisión.

Los legisladores republicanos observan el caos que reina en la rama ejecutiva y parecen haber decidido que lo mejor para lograr sus propósitos es no complicarle la vida a Trump.

"Sabemos que hay temas que van a surgir a diario, de los que nos van a preguntar y que tendremos que responder", dijo el senador John Thune, número tres en la jerarquía republicana. "Pero lo que nos interesa es anular y reemplazar el Obamacare, reformar el código fiscal, reducir las regulaciones para las empresas, confirmar al juez de la Corte Suprema y terminar de dar forma al gabinete. Esa es nuestra agenda en estos momentos".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario