EEUU 16 noviembre 2016

Republicanos y demócratas eligen sus líderes para el Senado

WASHINGTON (AP) — Los republicanos eligieron el miércoles a Mitch McConnell como líder de la mayoría en el Senado, una figura clave que ayudará a impulsar la agenda legislativa del gobierno entrante de Donald Trump.

Entretanto los demócratas eligieron a Chuck Schumer como el líder de la minoría en la cámara alta, una figura que servirá de contrapeso para los designios del nuevo gobierno.

"En lo que podamos colaborar, lo haremos", dijo Schumer a los periodistas acerca de su relación con Trump, neoyorquino como él, con quien comparte la afición por las frases ingeniosas y los ataques. Pero también le ha dicho al presidente electo: "En los asuntos en que discrepamos, puede esperar una pelea dura".

Schumer anunció un equipo de dirección de 10 miembros, que van desde los liberales Elizabeth Warren de Massachusetts y Bernie Sanders, el independiente de Vermont, a los centristas como Joe Manchin de Virginia Occidental y Mark Warner de Virginia. Los demócratas apenas empiezan a analizar por qué les fue tan mal en las elecciones de la semana pasada.

Alguien que brilla por su ausencia es un miembro del Comité Demócrata de Campaña para el Senado para el próximo ciclo político de dos años, que se presenta cuesta arriba para el partido.

Los demócratas y los independientes que los respaldan tendrán que defender 25 bancas, contra apenas ocho de los republicanos, y serán en estados que Trump ganó por amplio margen como Dakota del Norte, Montana y Virginia Occidental.

A partir de enero los republicanos controlarán la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado.

Los republicanos tendrán una mayoría de 52 contra 48 en el Senado. Aun así los demócratas tendrán algo de poder ya que en temas importantes los republicanos necesitarán un mínimo de 60 votos a su favor.

Los dos partidos escogieron sus líderes tras una elección en la que Trump ganó inesperadamente la Casa Blanca y el Partido Republicano conservó la mayoría en ambas cámaras.

Pero aunque los dos partidos reconocen que los votantes exigen cambios, estos no se produjeron en los puestos cruciales en el Senado. Schumer fue la excepción, pero su ascenso tras el retiro de Harry Reid estaba previsto desde hace tiempo.

McConnell y Schumer fueron elegidos por unanimidad en reuniones a puertas cerradas.

McConnell goza de gran popularidad entre sus correligionarios y su elección nunca estuvo en duda. Es una persona de modales elegantes, pero un líder frío y eficiente que ha guiado a su partido durante una larga batalla por una vacante en la Corte Suprema y la candidatura tempestuosa, finalmente triunfante, de Trump.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario