EEUU 09 noviembre 2016

Republicanos en el Congreso prometen trabajar rápido

WASHINGTON (AP) — Los republicanos en el Congreso, eufóricos tras la victoria de Donald Trump y tras ganar mayorías en ambas cámaras, prometieron el miércoles abordar rápidamente la agenda del presidente electo para aprobar las leyes de su prioridad.

El presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan declaró que Trump consiguió un mandato. "Entraremos en acción desde el primer momento".

El líder de la mayoría republicana en el Senado Mitch McConnell, de Kentucky, dijo que a los republicanos "nos gustaría ver que el país vaya en una dirección diferente y tenemos la intención de trabajar con él para cambiar el rumbo de Estados Unidos".

Las mayorías de los republicanos en ambas cámaras se redujeron, pero no por mucho, mientras que las esperanzas de los demócratas de retomar control del Senado se desvanecieron. Y aunque tanto Ryan como McConnell tenían obvias reservas sobre Trump, ambos dicen ahora que el presidente electo merece elogios por su victoria.

"Donald Trump logró una increíble hazaña política. Merece tremendo crédito por eso", dijo Ryan, quien inicialmente se rehusó a respaldar a Trump y el mes pasado declaró que ya no lo respaldaría. "Nos ayudó a mantener nuestras mayorías, pero también mostró al país que al pueblo no le gusta la dirección que teníamos".

La primera prioridad del Congreso republicano muy probablemente será derogar la reforma del sistema de salud que impulsó el presidente Barack Obama, algo que los republicanos ya han mostrado que pueden aprobar con una apretada mayoría en el Senado. Lo que no han hecho es unirse y respaldar un plan que asegure que los 20 millones de personas que ya tienen seguro de gastos médicos gracias a dicha ley no lo pierdan.

Los republicanos también celebraron la oportunidad de llenar el puesto vacante que hay en la Corte Suprema, y potencialmente otros más, con "conservadores constitucionales". McConnell es ahora bastante elogiado por su estrategia, otrora vista como riesgosa, de rehusarse a tomar una decisión sobre el nominado de Obama para reemplazar al juez Antonin Scalia, quien murió en febrero.

Y los republicanos prometieron tratar de derogar una serie de órdenes ejecutivas de Obama, como aquellas sobre regulaciones de aire no contaminado en plantas termoeléctricas y sobre menos restricciones para viajar a Cuba.

"Todas las que están chupando la vida misma de nuestra economía", dijo el senador republicano David Perdue, de Georgia, en una entrevista.

___

Contribuyeron a este despacho los reporteros de The Associated Press Brian Slodysko, desde Indianapolis; y Matthew Daly y Andrew Taylor, desde Washington.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario