EEUU 30 marzo 2016

Republicanos callan ante críticas de Trump sobre el aborto

WASHINGTON (AP) — Republicanos frustrados lidian con nuevos temores sobre el impacto de Donald Trump sobre su partido luego de que los rivales del empresario arremetieron contra su plan para combatir el aborto y la defensa de su jefe de campaña, a quien la policía acusó de agredir a una reportera.

Las preocupaciones invadieron a los círculos republicanos a nivel nacional, aunque pocos se atrevieron a criticar a Trump de manera directa, temerosos de confrontar al hombre que podría representar al partido en las elecciones presidenciales de noviembre.

Su silencio subrayó los profundos temores que invaden a los líderes del partido — en particular a las mujeres más prominentes en él —, que cada vez se sienten más consternadas de que una nominación presidencial de Trump no sólo podría costarles las elecciones de 2016, sino también ensuciar el nombre del partido ante toda una generación de mujeres y jóvenes.

"Un nominado que no puede hablar con las mujeres no puede ganar", dijo la presidenta del partido en New Hampshire, Jennifer Horn, quien se negó a referirse a Trump por su nombre.

El magnate dificultó más las cosas cuando se le pidió que explicara su fórmula para combatir el aborto, un tema que sigue siendo polémico décadas después de que fuera legalizado por la Corte Suprema.

Durante la grabación de un evento de campaña para MSNBC en Wisconsin, dijo que el aborto debería ser prohibido y, en ese caso, las mujeres que se sometan a uno deberían recibir "algún tipo de castigo". Eso generó críticas inmediatas de ambas partes del debate, y la campaña del multimillonario rápidamente se retractó en un comunicado en el que dijo que sólo aquellos que realicen los abortos serían "legalmente responsables, no las mujeres".

"En este caso la mujer es una víctima, así como la vida que lleva en su vientre", se lee en el comunicado de Trump.

Los comentarios sobre el aborto fueron efectuados en un momento en el que Trump cuestionó los hallazgos de la policía de Jupiter, Florida, que acusó el martes a su principal asesor político, Corey Lewandowski, de un delito menor de agresión tras examinar el video de vigilancia de un incidente en el que una reportera dijo que fue sujetada y empujada. El reporte policiaco indicó que el brazo de la mujer reveló "moretones de lo que parecen ser varias marcas de dedos, lo que indica una lesión por agarre".

"No sé quién causó esos moretones", dijo el multimillonario.

El líder de la contienda republicana insinuó que su jefe de campaña simplemente intentaba protegerlo de Michelle Fields, que en ese momento era reportera del Breitbart News e intentaba hacerle una pregunta tras un acto de campaña del 8 de marzo.

"Lleva una pluma en el brazo, que no debería tener, y ello muestra que es una persona muy agresiva que me está agarrando y tocando", dijo Trump. "Tal vez deba presentar cargos en su contra".

Mientras el precandidato atacaba a Fields desde un estudio de televisión, su rival republicano, Ted Cruz, se hizo acompañar de mujeres durante un acto en Wisconsin previo a las cruciales primarias del próximo jueves. Cruz encabeza el estado por 9 puntos entre los posibles votantes, de acuerdo a una encuesta difundida el miércoles por la Facultad de Leyes de la Universidad Marquette.

Cruz hizo campaña en Madison al lado de su esposa, su madre, dos hijas e incluso la niñera, en lo que definió como una "celebración de las mujeres".

"Estamos aquí porque amamos a nuestras familias", declaró Cruz, quien se negó a repetir las duras críticas que le hizo a Trump el día anterior. "Las mujeres no son un interés especial. Las mujeres son una mayoría en Estados Unidos de América. Y todos los temas son temas de mujeres".

En tanto, Hillary Clinton, quien encabeza la contienda demócrata, atacó el discurso de Trump contra las mujeres y minorías durante un acto en Nueva York.

"Sólo escuchen a Donald Trump. Se hace el tímido con los blancos supremacistas. Dice comentarios ofensivos y degradantes sobre las mujeres", sentenció.

___

Peoples reportó desde Washington. Los periodistas de AP Catherine Lucey, Jonathan Lemire y Jill Colvin en Nueva York, Becky Bohrer en Juneau, Alaska, Thomas Beaumont en Des Moines, Iowa, Bill Barrow en Atlanta, Todd Richmond en Green Bay, Wisconsin, y Emily Swanson en Washington contribuyeron con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario