Associated Press 03 octubre 2016

Reguladores en EEUU investigan dos modelos de Ford

DETROIT (AP) — Reguladores en Estados Unidos investigan dos modelos de Ford Motor Co. debido a problemas en la dirección asistida y en una luz que advierte cuando una puerta está entreabierta, inconvenientes similares a los que propiciaron que la compañía retirara otros vehículos.

Las pesquisas abarcan unos 643.000 vehículos, entre ellos 380.000 camionetas deportivas Edge, modelos de 2011 a 2013, y casi 263.000 unidades Fusion, modelo 2010.

Unas 1.560 personas se han quejado ante la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) de que la luz de advertencia de una puerta entreabierta no se apaga en las camionetas Edge, y hubo quienes informaron que las puertas podrían abrirse con el vehículo en movimiento.

Según informaciones, una persona resultó herida. Sin embargo, Ford señala que el problema de la puerta es distinto comparado con el que causó el retiro de al menos tres millones de otros vehículos durante los últimos dos años para hacerles las correcciones en talleres.

En la segunda investigación, la NHTSA dijo que ha acumulado 547 quejas de que la dirección eléctrica asistida puede fallar en los vehículos Fusion, de Ford, modelo 2010.

El año pasado, la compañía retiró para reparaciones los vehículos Fusion modelos 2011 y 2012, pero no los modelos 2010 aun cuando tenían el mismo sistema de dirección asistida, dijo la agencia de seguridad en documentos difundidos el lunes.

La NHTSA dijo que tiene registros de 12 accidentes con cuatro heridos debido al problema.

Las investigaciones podrían propiciar ulteriores retiros para reparaciones, aunque no se ha adoptado esa decisión. La agencia de seguridad afirma que "evaluará el alcance, frecuencia y consecuencia" de los defectos mencionados.

La portavoz de Ford, Elizabeth Weigandt, dijo el lunes en un comunicado que la compañía cooperará en las investigaciones.

"Evaluamos de manera constante nuestros procesos para posibles mejoras, y cuando la información indique la necesidad de un retiro para reparaciones, procedemos rápidamente para el bien de nuestros clientes", se dijo en el comunicado.

El problema de los vehículos Edge implica un sensor que determina cuando las puertas están abiertas o cerradas, dijeron el lunes Weigandt y el portavoz de la NHTSA, Bryan Thomas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario