Mundo 01 noviembre 2016

"Regresamos a la era de piedra" tras sismo en villa italiana

CASTELLUCCIO DI NORCIA, Italia (AP) — Algunas casas colapsaron por completo y formaron montículos de piedra y yeso. Algunas están resquebrajadas, lo que dejó a la vista salas de estar congeladas en el tiempo.

La villa de Castelluccio di Norcia, en el centro de Italia, una de las más dañadas por el terremoto del domingo, es conocida por el bello florecimiento de sus campos de lentejas y su encanto histórico. Ahora es un pueblo fantasma.

Debido a que los caminos quedaron dañados, casi todos los 300 habitantes fueron sacados del lugar en helicóptero. Todos sobrevivieron gracias a que un potente sismo ocurrido en agosto motivó que se mudaran a viviendas temporales más seguras, como vehículos con remolque y contenedores.

Pero un grupo de 13 personas se negaron a salir de la villa. Ellos, en su mayoría campesinos, quieren estar cerca de su ganado, ovejas y caballos, de su sustento, sin lo cual realmente no les quedaría nada por lo cual regresar.

"Prácticamente regresamos a la edad de piedra", dijo Augusto Coccia, de 65 años.

Él era uno de los agricultores que estaban desayunando en contenedores ubicados en la plaza principal cuando ocurrió el terremoto más reciente. Éste sacudió los contenedores y llenó el aire de una gruesa nube de polvo.

El movimiento telúrico de magnitud 6,6, el más fuerte en el país en los últimos 36 años, derribó edificios e iglesias históricas en todas las villas de los Montes Apeninos. En Castelluccio, el suelo está hasta 70 centímetros (dos pies) más abajo, según el Instituto Nacional de Geofísica.

La difícil situación del poblado empeoró por el hecho de que los caminos quedaron cortados. El domingo se usaron helicópteros de rescate para abastecer lo indispensable —agua y alimento_, pero nada más.

Coccia y los otros que decidieron quedarse cocinaron a la intemperie con cilindros de gas. No tienen calefacción, electricidad ni suministro constante de agua. En la noche, la temperatura baja hasta -6 grados Celsius (20 Fahrenheit).

"Hoy nos entregaron suministros médicos. Hace tres días que los solicitamos, pero es muy difícil hacérnoslos llegar", comentó.

Además de en helicóptero, la única manera de llegar a Castelluccio es en un vehículo todoterreno con tracción en la cuatro ruedas por terreno escarpado durante una hora y media. Algunos residentes del área realizaron el viaje, al igual que guardabosques, con quienes viajaron reporteros de The Associated Press.

Entre quienes viajaron a Castelluccio el martes estuvo Vincenzo Brandimarte, de 63 años. Él construyó recientemente una posada aquí utilizando técnicas y materiales de construcción modernos resistentes a sismos. Su hostal fue una de las pocas edificaciones que no colapsaron o se agrietaron.

"Hoy comencé a llorar cuando vi el poblado con mis propios ojos", dijo. "Es peor que la guerra. Si hubiera sido una guerra real, quizá el poblado no hubiera sido destruido a este extremo".

___

Piovano reportó desde Roma. Adam Pemble en Castelluccio di Norcia contribuyó a este reporte.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario