Associated Press 25 mayo 2016

Refugiados, académicos: universidades ofrecen entrada a EEUU

BOSTON, Massachusetts (AP) — Las universidades en Estados Unidos están abriendo sus puertas, y su ayuda financiera, a los refugiados sirios.

Durante el año pasado, al menos una docena de programas han prometido cubrir la mitad o el costo completo de la matrícula a los refugiados sirios que sean aceptados en las universidades. Se trata de un grupo de más de 60 universidades que han empezado a ofrecer becas a estudiantes sirios desde que la guerra civil empezara en el país en 2011.

Hasta ahora, las universidades han entregado becas a más de 150 estudiantes sirios, como parte de un programa del Institute of International Education, una organización sin ánimo de lucro que ofrece financiación a estudiantes desplazados por la violencia o por desastres naturales.

Entre los 11 millones de sirios que han salido del país, ese instituto estima que al menos 100,000 podrían entrar a una universidad pero que muy pocos tienen la posibilidad de hacerlo.

"Nunca antes habíamos tenido esas cifras", dice Allan Goodman, presidente del Institute. "La guerra civil siria es mucho más compleja y de una enorme proporción a otras crisis".

Para ayudar a los refugiados a retomar su vida, una oleada de programas universitarios ofrecieron financiación poco después de que la guerra iniciara. Desde entonces, otras escuelas siguieron el ejemplo debido a la presión de sus estudiantes.

The Southern California University, o USC, está ofreciendo pagar por la matrícula completa al menos a seis refugiados a partir del año entrante. Elizabethtown College, en Pennsylvania, ha prometido dar 25.000 dólares al año para cinco estudiantes más.

Estudiantes de posgrado de USC habían estado presionando a la universidad mucho antes de la administración accediera a ofrecer las becas. Tufts University, cerca de Boston, se unió al grupo de universidades en 2013 luego de que el Consejo Estudiantil así lo pidiera. Funcionarios del Davidson College, en Carolina del Norte, dijeron que se enteraron de la iniciativa cuando los estudiantes les hicieron caer en cuenta de la misma. La universidad privada ofreció ayuda financiera a los sirios el mes pasado.

"Estos es fundamentalmente impulsado por nuestros estudiantes", dijo Kaye-Lani Laughna, funcionario de admisiones de la Universidad de Davidson. "Tengo la esperanza de que podamos darle la bienvenida a los estudiantes sirios el próximo año".

El grupo de universidades incluye a instituciones estatales, cuyos gobernadores intentaron bloquear la iniciativa de financiación el año pasado, incluyendo al de Carolina del Norte, Nueva Jersey y Ohio. Los expertos dicen que no han escuchado de otras universidades que quieran acoger esta iniciativa.

Mohamad Bassel Khair, de 28 años, se fue de Damasco luego de que las explosiones y los tiroteos entre grupos rivales se volvieran rutinarios. Después de ir a Egipto, donde él y su esposa no podían trabajar legalmente, Khair escuchó acerca de las becas en la Montclair State University y decidió postularse a una.

"Me dieron una beca completa, incluyendo la estadía", dijo Khair. "Me han ayudado mucho".

Khair se va a graduar de maestro en nutrición y ciencias de la alimentación y ahora está buscando asilo en Estados Unidos para él y su familia, incluyendo a su hijo de dos años.

Al menos una universidad ha cuestionado la legalidad de destinar ayuda financiera a los refugiados sirios específicamente. La Colorado Boulder University rechazó una petición en la que se le pedía crear una beca para los estudiantes sirios. Argumentó que al hacerlo violaría la ley federal que prohíbe la discriminación basados en la nacionalidad. La escuela dice que actualmente ofrece financiación a estudiantes internacionales, incluyendo a los sirios.

Funcionarios del Institute of International Education dijo que otras entidades universitarias han ofrecido becas a los estudiantes sirios y que no han tenido que enfrentar demandas y espera que otras instituciones educativas hagan lo mismo. Daniel Obst, Vicepresidente adjunto del Institute, dijo que más de 230 universidades recientemente acordaron no cobrar la matrícula a un estudiante si el Institute paga o consigue dinero para el tiquete aéreo, la residencia y comida.

La cantidad de sirios que estudian en universidades estadounidenses ha venido creciendo de manera constante pero es relativamente menor comparado con otros países en la región. Había 800 estudiantes sirios en 2015, comparados con 9.000 de Kuwait. La demanda de educación por parte de los sirios ha sido baja, dicen expertos, en parte porque tenían un buen sistema educativo antes de que la guerra iniciara. Ahora, muchas universidades sirias cerraron o fueron destruidas.

Además de ofrecer financiación, algunas universidades han relajado sus requisitos de admisión para que lleguen más refugiados. En vez de medir el nivel de inglés en pruebas estandarizadas, que implican costos, algunas universidades hacen entrevistas online a los candidatos. Algunas aceptan copias escaneadas de las calificaciones, si las originales no se encuentran.

Las universidades también le están abriendo espacio a los sirios en sus sedes internacionales. En marzo, el Bard College anunció tres becas completas para estudiantes en su sede de Berlín. La Unión Europea recientemente anunció 400 nuevas becas y las universidades han empezado a ofrecer financiación.

Ahora la demanda excede por mucho la oferta de universidades. Miles de sirios aplican cada año cada que las becas se publican, dice Goodman, el presidente del Institute.

"Tenemos que intentarlo", dice. "El precio para el mundo de tener una generación perdida es simplemente incalculable, sería muy malo".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario