Mundo 17 marzo 2016

Recuerdan a víctimas de ataque embajada Israel en Argentina

BUENOS AIRES (AP) — Familiares de las víctimas del atentado contra la embajada de Israel en Buenos Aires denunciaron el jueves la falta de interés de la justicia y las autoridades políticas en la resolución del ataque que dejó 22 muertos y cientos de heridos.

En un acto por el aniversario del atentado ocurrido en 1992 Maximiliano Lanzieri, hijo de Miguel Angel Lanzieri -unas las víctimas-, dijo que la "bronca y la impotencia" son dos de los sentimientos que surgen ante la "desidia, negligencia y falta de interés en saber lo que sucedió" y que no haya nadie preso.

"No indaguemos sólo en la pista internacional, no creo que nadie pudiera hacer el atentado sin ayuda local... ¿Se investigó realmente quién pudo ayudar?", se preguntó el joven durante una intervención en el acto de homenaje celebrado en la plaza construida donde antes se alzaba la delegación diplomática y que estuvo encabezado por la vicepresidenta argentina Gabriela Michetti.

El presidente Mauricio Macri, quien no asistió, manifestó a través de las redes sociales que "a 24 años del atentado a la embajada, recordamos a las víctimas y acompañamos a las familias, comprometidos en la lucha contra el terrorismo por ellos y por todos los argentinos".

El ataque se produjo el 17 de marzo de 1992 con una carga de explosivos acondicionados en una camioneta Ford F 100 que se detuvo frente a la sede diplomática.

"Muchos gobiernos han pasado pero siento que nos han usado para la foto... Dudo que alguno quisiera saber la verdad", afirmó Lanzieri.

Del acto participaron varios ministros del gabinete del presidente Mauricio Macri, quien asumió el poder hace poco más de tres meses, el ministro israelí de Educación Naftali Bennett, autoridades del Congreso Judío Mundial, que sesionó en los últimos días en esta capital, y miembros de la comunidad judía argentina, la más numerosa de América Latina.

"La Argentina no es indiferente al dolor de los sobrevivientes y sus familiares: su dolor es nuestro dolor, y su causa la de todos los argentinos", manifestó la canciller Susana Malcorra. "El esclarecimiento de los actos terroristas que sufrió nuestro país y el castigo a los culpables constituyen un indeclinable compromiso del Gobierno argentino", añadió.

La Corte Suprema argentina, que tiene a su cargo la investigación del atentado por tratarse de una sede diplomática extranjera, ha atribuido el ataque a la organización terrorista Hezbolá presuntamente en represalia por el asesinato de un líder de esa organización ocurrido un mes antes en el Líbano.

Hezbolá se atribuyó la responsabilidad del atentado al día siguiente de haber ocurrido en una publicación en un diario libanés.

En 2015 el alto tribunal ordenó la captura internacional de Hussein Mohamad Ibrahim Suleiman, señalado como presunto agente operativo de Hezbolá, reactivando así una causa largamente paralizada y que no tiene detenidos ni condenados.

Antes había pedido la captura internacional de Imad Mughniyah, responsable de la Jihad Islámica y del aparato de seguridad central y exterior de Hezbolá al momento de cometerse el atentado. Mughniyah murió en 2008 en un atentado en Siria, según Interpol.

El ataque contra la embajada ha sido uno de los argumentos principales de Israel en su intento por impedir que Estados Unidos y otros miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas firmaran un acuerdo con Irán por su programa nuclear.

Dos años después del atentado contra la embajada se produjo otro ataque contra un centro comunitario judío en Buenos Aires, con un saldo de 85 muertos. La justicia argentina también responsabilizó por este hecho a Hezbolá con la supuesta complicidad de Irán.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario