Mundo 28 octubre 2016

Rebeldes sirios anuncian ofensiva contra el asedio en Aleppo

BEIRUT, Líbano (AP) — Fuertes combates estallaron el viernes en torno a la ciudad de Aleppo, después de que los rebeldes anunciaran una ofensiva a gran escala para romper el asedio del gobierno sobre las zonas controladas por la oposición.

Un reportero de la televisora progobierno Mayadeen TV, con sede en Líbano, informó desde dentro de la ciudad de ataques "desde todos lados" de la ciudad, "desde los más al norte a los más al sur".

El sonido de las armas pesadas, el fuego de mortero y las explosiones se oían de fondo en su retransmisión. Humo negro se alzaba sobre la ciudad en una mañana nublada.

También se oían aviones de combate, presumiblemente rusos o del gobierno sirio.

Facciones rebeldes dentro y alrededor de Aleppo se habían preparado en las últimas semanas para lanzar una contraofensiva para intentar romper el asfixiante asedio del gobierno sobre los barrios orientales de la ciudad.

La zona ha sufrido una dura campaña de bombardeos de cazas rusos y del Gobierno sirio, y cientos de personas murieron en las últimas semanas, según activistas de oposición y vecinos atrapados en la zona.

El Ejército sirio dijo en un comunicado que sus tropas habían rechazado ataques rebeldes desde todos los frentes en Aleppo y habían causado bajas entre los atacantes.

La ofensiva rebelde se centró en el suburbio de Assad, al oeste de Aleppo, en medio de intenso fuego de artillería y de cohetes Grad de fabricación rusa, indicó el Ejército.

"EL Ejército sirio y sus aliados controlan el terreno y los grupos armados no pudieron cambiar el mapa", indicó el comunicado oficial. "Los combates continúan pero su intensidad ha bajado".

Éste es el segundo intento de los rebeldes de romper el bloqueo del gobierno. En agosto abrieron un acceso desde el este de la ciudad después de que las fuerzas del gobierno hubieran plantado su primer asedio en julio.

Los rebeldes lanzaron su ofensiva mientras los ministros de Exteriores de Rusia, Siria e Irán se reunían en Moscú. Irán y Rusia son los principales defensores de Assad y han prestado apoyo aéreo, fuerzas de tierra y asesores militares.

Aleppo es el actual núcleo de la guerra civil iniciada hace más de cinco años. El presidente, Bashar Assad, ha dicho estar decidido a retomar la ciudad más grande del país, otrora capital comercial siria. El gobierno mantiene sitiados los barrios en poder de los rebeldes desde septiembre. Unas 275.000 personas están atrapadas dentro con menguantes reservas de alimentos y medicinas, según estimaciones de la ONU.

Los rebeldes detonaron tres vehículos bomba contra posiciones del gobierno en el suroeste de la ciudad y atacaron con cientos de cohetes, indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña. Al menos uno de los vehículos iba manejado por un atacante suicida del Frente Fatah al-Sham, vinculado a Al Qaeda.

Fatah al-Sham se atribuyó la autoría de dos coches bombas y dijo en un comunicado que un "combatiente que buscaba el martirio" había manejado un tanque cargado de explosivos, lo estacionó antes de detonarlo y "regresó a sus hermanos".

En un segundo comunicado, el grupo informó de un ataque suicida con coche bomba al oeste de Aleppo.

Por su parte, el grupo ultraconservador Ahrar al-Sham atacó con cohetes Grad un aeropuerto militar al este de la ciudad y destruyó una posición del gobierno al oeste de la ciudad, indicó en Twitter la coalición rebelde Frente Islámico.

"Todas las facciones revolucionarias, sin excepción, participan en la batalla", indicó Ammar Sakkar, portavoz militar de la facción Fastaqim.

Cientos de combatientes de avanzadilla participan en la operación, añadió, señalando que el número total de participantes era "mucho más alto".

___

Los periodistas de Associated Press Bassem Mroue en Beirut, Líbano, y Maamoun Youssef en El Cairo contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario