Deportes 07 noviembre 2016

Raiders descansan como líderes y luego van a México

ALAMEDA, California, EE.UU. (AP) — Dos años después de que comenzaron la temporada con 10 derrotas consecutivas, los Raiders de Oakland comienzan su semana de descanso en una situación totalmente opuesta: como líderes de la División Oeste de la Conferencia Americana.

Y ahora, se concentran en su viaje a México, donde disputarán su siguiente partido ante los Texans de Houston, el lunes 21 de noviembre.

El domingo por la noche, los Raiders derrotaron 30-20 a los Broncos de Denver, campeones del último Super Bowl, para quedar solos en el primer puesto de la división. Oakland no ha avanzado a los playoffs desde 2002, y sus jugadores esperan que el descanso les permita encarar mejor la recta final de la temporada para conseguirlo.

Tras edificar una foja respetable con victorias ante algunos equipos que lucían débiles en el papel, los Raiders (7-2) se consolidaron como candidatos legítimos a los playoffs con un triunfo enfático sobre los Broncos en el horario de mayor audiencia televisiva.

La línea ofensiva lució dominante, y Oakland corrió para 218 yardas. Derek Carr efectuó jugadas cruciales en el ataque aéreo. La defensiva frenó por tierra a Denver y hostigó durante toda la noche a Trevor Siemian.

Incluso los equipos especiales realizaron su contribución, con dos despejes que aterrizaron en la yarda 2. El encargado de realizarlos, Marquette King, celebró sus logros bailando.

¿Considera el entrenador Jack del Río que su equipo dio un partido redondo?

"Pienso que estuvimos cerca", comentó Del Río el lunes. "Creo que los tres departamentos del equipo ayudaron ciertamente en el partido. Tuvieron momentos realmente buenos, los tres. Vemos que muchas cosas pueden mejorar. Eso es en lo que hay que seguir trabajando. No sé si llegas alguna vez a ese desempeño perfecto que deseas, pero hay cosas que necesitamos afinar".

La búsqueda de una mejoría después de un triunfo importante dista mucho de la situación en que se encontraba la franquicia recién en 2014. Oakland comenzó aquella temporada con 0-10, despidió al entrenador Dennis Allen después de cuatro partidos y no pudo dar pelea siquiera durante la campaña de novato de Carr.

El primer año en la gestión de Del Río derivó en que el equipo ganara siete encuentros. Ahora, los Raiders han encontrado la clave y lucen como uno de los mejores conjuntos en la Americana, pese a que tienen margen para crecer.

"Tenemos muchas cosas que podemos hacer y vemos que es posible hacerlas", indicó Carr. "No podemos trabajar en todo a la vez. Tenemos simplemente que construir, pero seguimos intentando".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario