Deportes 19 julio 2016

Quintana se juega su última ficha en el Tour

BERNA, Suiza (AP) — Nairo Quintana se jugará sus últimas fichas en los Alpes para tratar de conseguir su primer título del Tour de Francia y evitar que Chris Froome gane la carrera por tercera ocasión en cuatro años.

Las tres etapas de montaña y una contrarreloj cuesta arriba que restan son ideales para el equipo Movistar de Quintana, que tendrá que dejar de lado su táctica conservadora y tomar riesgos si quiere alcanzar a Froome.

Quintana, subcampeón del Tour en 2013 y 2015, en ambas ocasiones detrás de Froome, marcha cuarto en la clasificación general, a 2 minutos, 59 segundos del ciclista británico. Su compañero de equipo Alejandro Valverde le sigue a 18 segundos.

La diferencia puede parecer insuperable, aunque Quintana recortó distancias respecto a Froome en los Alpes el año pasado.

El oriundo de Cómbita, campeón del Giro de Italia en 2014, tuvo un desempeño decepcionante en el Mont Ventoux y en una contrarreloj individual la semana pasada, lo que ha provocado dudas de que pueda protagonizar una remontada.

"No vimos al Nairo que conocemos en el Mont Ventoux", admitió el director del equipo Movistar, Eusebio Unzué. "Ojalá todo vuelva a la normalidad en los Alpes".

Mientras, Unzué intenta encontrar la fórmula para superar al equipo Sky de Froome.

Algunos se preguntan por qué Quintana y Valverde no atacaron a Froome en los Pirineos, pero Unzué asegura que la cautela era la estrategia correcta.

"Atacar todo el tiempo sería bueno para el espectáculo, pero es algo contraproducente y no garantiza el ético", señaló. "Tenemos que esperar por el momento adecuado, por el momento que nos permitirá ser eficientes".

Valverde coincidió con su jefe, y dijo que Quintana "tiene que intentarlo cuando considere que puede hacer daño a sus contrincantes".

La buena noticia para Movistar es que Froome no ha sido tan dominante en las montañas como en las ediciones previas.

En cambio, el británico logró su ventaja con una excelente contrarreloj, un buena movida táctica en un descenso en Peyresourde y en los vientos cruzados de Montpellier.

"Creo que Froome y sus rivales están más o menos al mismo nivel en las montañas este año", dijo Unzué. "En Andorra y en el Ventoux no atacó para crear separación, creo que no es tan fuerte como antes. El problema es que tiene un equipo capaz de controlar la carrera en las situaciones más delicadas".

Froome tiene ventaja de 1:47 sobre su escolta inmediato, Bauke Mollema.

La etapa alpina del miércoles es un recorrido de 184,5 kilómetros hasta el centro de esquí Finhaut-Emosson, e incluye una agotadora cuesta de 10 kilómetros hasta la meta.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario