Mundo 11 julio 2016

Querella por desaparición de 100 presos políticos en Chile

SANTIAGO, Chile (AP) — Activistas de derechos humanos presentaron el miércoles en Chile una querella criminal por la desaparición de unos 100 prisioneros políticos en el interior de Colonia Dignidad, un enclave alemán que colaboró activamente con la dictadura de Augusto Pinochet y que por años actuó al margen de la ley.

Las entidades de familiares de víctimas aprovecharon el inicio de una visita de cuatro días del presidente federal alemán, Joachim Gauck, para demandar de los Estados de Chile y Alemania una cooperación activa en el esclarecimiento de los crímenes de lesa humanidad cometidos en el interior de la colonia, fundada por un ex cabo alemán, Paul Schafer, en 1960.

Alemania anunció en abril que desclasificará documentos entre 1986 y 1996 que revelan cómo los diplomáticos de la embajada germana en Santiago recibieron denuncia de abusos y presuntamente no hicieron nada.

Romero dijo a la AP que participarán en un encuentro con el presidente Gauck, al que asistirán otras organizaciones sociales.

"Esperamos que en esta conversación con el presidente Gauck se logre llegar a acuerdos de orden bilateral", que ayuden a investigar lo sucedido al interior del enclave alemán, señaló.

La querella denuncia la existencia de una Operación Cerro Gallo al interior de la Colonia, 400 kilómetros al sureste de Santiago, donde "se ha logrado confirmar la existencia de dos operaciones de exterminio comandadas por el ejército chileno con la colaboración de los jerarcas del enclave alemán en Colonia Dignidad, con el fin de exterminar a prisioneros políticos, una de ellas en diciembre de 1973 y la otra entre el 15 y 16 de marzo de 1974", según una declaración leída por Margarita Romero, presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad.

"Pensamos que más de un centenar de estos prisioneros desaparecieron definitivamente en Colonia Dignidad...Este lugar funciona como un centro de tortura, exterminio y desaparición. Allí se construyen fosas comunas donde entierran los cuerpos de personas que asesinan en el lugar, más adelante hay exhumación de estos cuerpos, hay quema de los restos de estas personas", dijo Romero a The Associated Press.

Romero dijo que faltan recursos para buscar restos de desaparecidos al interior de la Colonia. Sí se encontraron en 2005 unas 46.000 fichas con datos sobre opositores y oficialistas, algunas armas y restos de vehículos de desaparecidos.

El abogado Roberto Celedón, presente en la rueda de prensa en que se anunció la querella, precisó que la acción individualiza a oficiales del ejército que participaron en la Operación Cerro Gallo.

Celedón leyó la declaración judicial de un colono cercano a Schafer, contenida en la querella, donde cuenta que tras el golpe de 1973 llegó un contingente militar a los que tuvo que conducir a una zona aledaña a Cerro Gallo. El testigo alemán dijo que "calculo que encontramos unas cuatro o cinco fosas y unos 18, 19, hasta 20 cuerpos en ellas. Supongo que los cuerpos correspondían a los de las personas que llevaron los militares en las oportunidades en las que los acompañé".

Hasta el momento no existen condenados por casos de detenidos desaparecidos en Colonia Dignidad que estén cumpliendo pena efectiva, sólo hay una condena, que fue apelada, por la desaparición del izquierdista Alvaro Vallejo. Son menos de 10 las causas de derechos humanos en las que se han dictado sentencia.

"Muchos colonos requeridos por la justicia han huido de Chile, especialmente con destino a Alemania, como el caso del doctor Harmut Hoppe", condenado a cinco años de presidio por complicidad en delitos de abuso sexual, dijo la abogada Magdalena Garcés.

Múltiples investigaciones judiciales probaron la colaboración del enclave alemán con los servicios represivos de Pinochet, que además prestaron sus instalaciones para detener, torturar y desaparecer presos políticos de la dictadura, 1973-1990.

La colonia no sólo ocultó presos políticos, también mantuvo a la mayoría de sus 300 miembros bajo un régimen de esclavitud, donde trabajaban de sol a sol sin recibir remuneración, los matrimonios vivían separados entre sí y de sus hijos. Además, según investigaciones judiciales, se experimentó con niños y prisioneros.

Con el retorno de la democracia Schafer huyó hacia Argentina, donde fue ubicado y enviado de retorno a Chile. Fue juzgado por abusos y violaciones sexuales contra más de veinte menores y condenado a 33 años de cárcel. Murió en 2005 mientras cumplía su castigo. Tenía 88 años.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario