Associated Press 04 abril 2016

¿Qué candidato pasa la prueba de la cerveza en Wisconsin?

SLINGER, Wisconsin, EE.UU. (AP) — Es viernes por la noche en la Taberna Nite Owls. En la televisión se transmite un juego de basquetbol, se sirve cerveza y brandy al estilo Old Fashioned en vasos y pescado frito en los platos, acompañados de una agradable conversación que evita tocar el tema de la elección presidencial que luce tan ajena a este acogedor bar de pueblo.

Pero las opiniones encontradas salen a relucir cuando se lanza la pregunta: ¿Cuál de los candidatos sería el mejor compañero para tomar unos tragos?

No es Donald Trump, líder en las preferencias republicanas, asegura Catherine LeRose, de 50 años y cocinera en el bar, quien respalda a Hillary Clinton.

"Nunca me tomaría una cerveza con él. Se la echaría en la cabeza", afirmó.

No es Clinton, líder entre los demócratas, afirma Dan Gremonprez, de 65 años, un ingeniero jubilado de West Band. "Dios, no. Suena falsa".

Andy Jamesch, un extrabajador de una fábrica de 45 años, quien también cocina en el bar, es menos vehemente... tal vez, dice, porque "bebería prácticamente con quien sea".

La "prueba de la cerveza" podría parecer una forma tonta de decidir por quién votar en una elección que designará al líder del mundo libre, pero no es irracional: La gente a menudo quiere sufragar por un candidato que le caiga bien, es cierto, pero también quiere respaldar a personas que sean normales, o que sean lo suficientemente normales como para entender lo que es estar en sus zapatos.

Y si la conversación en Nite Owls es un indicio, ninguno de los candidatos pasa fácilmente esa prueba.

Jamesch no ha podido encontrar un mejor trabajo desde que fue despedido hace varios años. Sus dos padres ya murieron y él es el principal responsable de su hermano mayor, quien sufre una discapacidad mental. El año pasado apenas ganó 6.000 dólares.

Saboreando una cerveza Miller Lite al final de su turno, se pregunta si cualquiera de los políticos representaría una diferencia para la realidad que él vive.

"Intentaba elegir a un candidato que me beneficiara, pero ninguno lo hace realmente", dijo Jamesch, quien no ha decidido por quién votar en las primarias de Wisconsin del 5 de abril. "La mayoría de la gente no sabe por lo que la persona promedio está pasando. Estos candidatos presidenciales creen saber por lo que está pasando la gente, pero no saben".

El barómetro cervecero podría ser un problema para Clinton y Trump de cara a la elección general, pues ninguno de los dos es bien visto del todo.

Una encuesta nacional reciente efectuada por la Universidad Quinnipiac reveló que ambos son bien vistos al interior de sus partidos, pero tienen calificaciones negativas entre los votantes de la elección general. Clinton fue vista de manera desfavorable por el 56% de los votantes en general, y Trump por el 61%. El republicano Ted Cruz, quien encabeza la contienda republicana en Wisconsin, también tuvo una calificación negativa de 47%.

La encuesta se realizó con 1.451 entrevistados y tiene un margen de error de más o menos 2,6 puntos porcentuales.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario