Mundo 11 abril 2016

Puerto Rico presenta nuevo plan de reestructuración de deuda

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — El gobierno de Puerto Rico presentó el lunes un nuevo plan para reestructurar parte de su deuda de 70.000 millones de dólares a fin de ganar tiempo para implementar un plan de ajuste fiscal mientras se aproxima la fecha de vencimiento de pagos multimillonarios y se le agotan sus reservas de efectivo.

Las autoridades proponen canjear 49.000 millones de dólares en deudas por 28.000 millones de dólares en bonos básicos y casi 2.000 millones de dólares en bonos de apreciación de capital exentos de impuestos.

Dijeron que el canje voluntario permitirá a los acreedores recuperar todo su capital principal que invirtieron independientemente de las futuras tasas de crecimiento económico.

La propuesta incluye también una cláusula especial para quienes viven en Puerto Rico y poseen cierto tipo de bonos. Los funcionarios sostienen que ese grupo recibiría hasta 8.000 millones de dólares de bonos de tenencia local, con la garantía de recibir la totalidad del principal que invirtieron con una tasa de interés de 2%.

Los funcionarios dijeron que con el nuevo acuerdo, Puerto Rico podría reducir la carga de su deuda entre 12.000 y 16.000 millones de dólares.

Dijeron que ello permitirá al gobierno seguir ofreciendo servicios esenciales, pagar a vendedores y proveedores, aumentará la liquidez y financiará fondos de jubilación, entre otras cosas.

"El hecho es que solo podremos encarar estos temas si cooperamos juntos", dijo el secretario de estado de Puerto Rico, Victor Suárez.

Grupos de inversionistas han propuesto condiciones más estrictas. No contestaron por el momento los mensajes en los que se les solicitaron comentarios sobre el plan, que podría acarrearles pérdidas a algunos. Los funcionarios dijeron que habían examinado el plan con los asesores de los inversionistas a finales de marzo.

David Tawil, cofundador y gerente de portafolios de Maglan Capital, una empresa con sede en Nueva York, dijo que los tenedores de bonos probablemente considerarán que el nuevo enfoque no es bastante agresivo, pero añadió que es un paso inteligente por parte de funcionarios del gobierno entre la incertidumbre sobre cómo responderán los tribunales y el Congreso estadounidenses ante la crisis de la isla.

"Es un plan de buena fe en el sentido de que es integral", dijo Tawil en una conversación telefónica. "Ofrece distintos tipos de cobro dependiendo si se trata de un inversionista quiere ser parte del futuro (de Puerto Rico) o si se desea retirar sus fondos inmediatamente".

Un grupo de inversionistas y la compañía aseguradora Assured Guaranty, que en conjunto poseen bonos de obligación general por casi 6.500 millones de dólares, han propuesto que se difiera su pago de casi 2.000 millones de dólares del principal durante los próximos cinco años a fin de contribuir a que la isla no incurra en impago en julio.

Ofrecieron además otros 750 millones de dólares en liquidez mediante otra venta de bonos. Puerto Rico rechazó el plan al considerar que solo le acarrearía más deudas.

Funcionarios del gobierno dijeron que su propuesta reduciría de 36 a 15% la proporción entre los ingresos y el servicio de la deuda a fin de tener un endeudamiento con viabilidad fiscal.

Subrayaron que esa proporción rebasa la de los estados más endeudados de Estados Unidos. Sin embargo, los acreedores han cuestionado la validez de las estadísticas financieras proporcionadas por el gobierno de la isla.

El plan tiene lugar en momentos en que Puerto Rico ha apremiado al Congreso federal de Estados Unidos para que apruebe un mecanismo de reestructuración de la deuda.

Los republicanos de la Cámara de Representantes buscan un consenso sobre un proyecto que contempla crear una comisión federal de control fiscal que auditaría al gobierno de la isla. Funcionarios demócratas, republicanos conservadores y autoridades locales han rechazado esa propuesta.

El secretario del Tesoro federal Jacob Lew dijo el lunes que la iniciativa no está completada.

"Todavía hay varios puntos muy difíciles que están abiertos, que si son resueltos en la manera correcta propiciarán a un apoyo bipartidista, pero que si no son resueltos de la manera correcta, simplemente no funcionarán. Y no vamos a apoyar algo que no funcione", apuntó.

El gobierno de Puerto Rico firmó recientemente una iniciativa para una moratoria de la deuda y declaró el estado de emergencia en el Banco Gubernamental de Fomento, que emite créditos y supervisa las transacciones de la deuda.

La medida significa en parte que las autoridades sólo permitirán retiros tendentes a financiar los gastos necesarios para servicios de salud y educativos, y seguridad pública. No establece una moratoria sobre los pagos del principal ni los intereses del banco.

Las autoridades dijeron que el banco podría no pagar un monto de casi 423 millones de dólares que vence en mayo.

___

Danica Coto está en www.twitter.com/danicacoto

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario