Negocios 29 abril 2016

Puerto Rico anticipa demandas por falta de pagos

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Puerto Rico se prepara para enfrentar múltiples demandas a medida que parece inevitable el impago de bonos por 470 millones de dólares, declaró el viernes el gobernador Alejandro García Padilla.

El gobernador dijo que espera que los jueces tomen en cuenta la crisis económica y humanitaria de la isla cuando emitan sus fallos en las demandas previstas.

Ante la prensa, García Padilla dijo esperar que los jueces sean conscientes.

Aclaró que desde el año pasado ha advertido que el territorio no podrá saldar los bonos que vencen el domingo, en lo que constituiría el impago más grande de la isla a la fecha.

Más de 422 millones de dólares de la deuda corresponde a bonos emitidos por el Banco Gubernamental de Fomento para Puerto Rico, que enfrenta una severa falta de liquidez. El banco ofrece préstamos y supervisa las transacciones de deuda de la isla.

"El 1 de mayo es importante porque podría significar el fin del Banco Gubernamental de Fomento", dijo Vicente Feliciano, economista y consultor en San Juan.

Bajo el actual estado de emergencia del banco, se permiten retiros sólo para financiar servicios necesarios de salud, seguridad pública y educación. El banco además enfrenta una demanda legal interpuesta por fondos de cobertura que pretenden impedirle que pague a ciertos acreedores y condone deudas.

El impago cerraría a Puerto Rico el acceso a los mercados de capital, lo cual pondría fin a las notas de anticipación de ingresos contributivos por entre 1.200 millones y 1.400 millones de dólares que el gobierno emite anualmente, dijo el economista Gustavo Vélez.

Esta situación significa que el gobierno podría enfrentar dificultades para pagar a sus empleados y proveedores, y tendría que presentar pronto un nuevo presupuesto.

"Este impago formalizaría la gravedad de la crisis fiscal que enfrenta Puerto Rico", señaló Vélez.

El viernes por la noche, las autoridades anunciaron un acuerdo para pagar un pequeño porcentaje de toda la deuda. El Banco Gubernamental de Fomento dijo que alcanzó un acuerdo con un grupo de uniones de crédito para canjear unos 33 millones de dólares en notas que vencen el lunes por otras que venzan en mayo de 2017.

La isla lleva una década sumida en una profunda crisis económica, con una deuda de 70.000 millones de dólares que según García es impagable y se debe reestructurar.

Los legisladores estadounidenses se han demorado en aprobar una propuesta que permitiría a Puerto Rico reestructurar su deuda y poner en marcha una comisión de control fiscal. Ante la falta de una medida legislativa para ese propósito, García Padilla decretó una ley que le permitiría declarar una moratoria si es necesario.

Se estima que el gobernador hará eso el lunes, si es que no se llega a un acuerdo con los propietarios de bonos.

Aun así, Feliciano advirtió que una moratoria no resolverá la crisis.

"Se necesita una solución", comentó. "Mientras más tarde, peor será para la economía. Se reduce la base impositiva y hay menos recursos para repartir".

Feliciano y otros economistas no prevén otras consecuencias inmediatas además de las demandas si se incurre en el impago. Pero si un tribunal ordena al gobierno pagarle a sus acreedores, ello podría causar recortes a los servicios públicos.

"Eso no se puede evitar, es una posibilidad real", expresó.

Los acreedores acusan al gobierno de exagerar la crisis a fin de evitar próximos pagos, como uno de 780 millones de dólares que vence el 1 de julio, que incluye bonos de obligación general y que están garantizados por la constitución.

Los economistas advierten que la falta de pago podría acarrear consecuencias mayores al territorio estadounidense.

___

Danica Coto en Twitter:

https://www.twitter.com/danicacoto

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario