Associated Press 16 noviembre 2016

Pueblo de EEUU trata de dejar atrás insulto a Michelle Obama

CLAY, West Virginia, EE.UU, (AP) — Mientras una pequeña población de West Virginia intentaba dejar atrás el miércoles la reacción negativa a un comentario en Facebook que atacó a la primera dama, Michelle Obama, una concejala ofreció unas palabras de invitación a los forasteros que miran con reproche a su pueblo.

"Vengan a vernos", dijo Joyce Gibson. "Pasen un día con nosotros. Si yo supiera que venían, haría una tarta. Somos gente muy decente".

La alcaldesa de Clay, Beverly Wahling, presentó su renuncia el martes y el consejo municipal se reunió más tarde para aceptarla. La dimisión se produjo después de que otra mujer, que hizo un comentario en internet al que respondió Wahling, fuera suspendida como directora de la organización sin fines de lucro Clay County Development Corp.

La reunión del consejo fue breve, y el concejal Jason Hubbard leyó un comunicado condenando el "horrible e indecente" comentario. Se disculpó en nombre de la localidad con Michelle Obama y cualquiera que se sintiera ofendido.

"Por favor, no juzguen a toda la población por uno o dos actos individuales", dijo Hubbard.

El Ayuntamiento tiene previsto nombrar rápidamente a un nuevo regidor para los tres años de mandato que le quedaban a Whaling.

"Era una gran alcaldesa, creo, y sabía cómo resolver cosas", dijo Gibson. "Es una pena que esto haya ocurrido. Pero algo bueno podría salir de esto".

La directora de Clay County Development, Pamela Ramsey Taylor, escribió un comentario en Facebook después de que el republicano Donald Trump ganar las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, diciendo sobre la próxima primera dama, Melania Trump: "Será refrescante tener una primera dada digna, hermosa, elegante en la Casa Blanca. Estoy cansada de ver una simia en tacones".

Y la alcaldesa de Clay Beverly Whaling le respondió: "Me acabas de alegrar el día, Pam".

Whaling difundió después una disculpa por escrito a medios de comunicación, indicando que su comentario no pretendía ser racista.

"¡Me refería a que me había alegrado el día el cambio en la Casa Blanca! ¡Siento de verdad cualquier resentimiento que haya podido causar esto! ¡Los que me conocen saben que no soy racista de ninguna manera", señaló.

Taylor, que dijo el lunes a WCHS-TV que había sido suspendida de su cargo, no respondió a una llamada pidiendo comentarios.

Gibson dijo que el comentario había dado al pueblo de 500 habitantes una fama que no quería. Tras difundirse las noticias sobre el comentario por todo el mundo, el contestador automático de la pequeña oficina local se llenó rápidamente de llamadas indignadas. Una campaña en internet pidiendo la renuncia de Taylor y Whaling recibió decenas de miles de respuestas.

El consejo local no partisano tiene cinco miembros, además del registrador y el alcalde. El asiento de Whaling estuvo vacío el martes en la reunión del martes en una pequeña oficina, a la que acudieron unos pocos vecinos, varios periodistas y algunas personas de fuera que dijeron querían ver que se hiciera justicia.

Lish Greiner, residente en Belpre, Ohio, dijo haberse ofrecido voluntaria para limpiar tras una inundación en la zona durante el verano, y regresó para la reunión municipal porque "No toleraré el odio en mi casa y en mi zona".

Clay County Development, que ofrece servicios a ancianos y personas de bajos recursos en el condado, se financia con subvenciones estatales y federales, así como con cuotas locales. No está adscrita al Ayuntamiento de Clay, que se encuentra unas 50 millas al este de Charleston.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario