Associated Press 05 enero 2017

Promesa de deportación de Trump provoca reacción agraria

FRESNO, California, EE.UU. (AP) — Días después del triunfo electoral de Donald Trump, con sus promesas de deportar a millones de personas que se encuentran en el país sin autorización y de reforzar la frontera con México, el agricultor californiano Kevin Herman adquirió maquinaria por valor de 600.000 dólares y redujo el número de trabajadores que necesitará para la próxima cosecha.

Herman, que cultiva higos, caquis y almendras en el estado agrario más productivo del país, dice que las declaraciones de Trump lo impulsaron a hacer la compra.

Otros en el sector agrícola californiano dicen que las declaraciones duras de Trump sobre los inmigrantes sin autorización —entre ellos la amplia mayoría de los trabajadores de campo— también los impulsaron a actuar.

Piden a sus representantes en el Congreso que aleccionen al próximo presidente acerca de la mano de obra que alimenta al país, y aseguran a sus trabajadores que los protegerán.

Joe Del Bosque, del valle de San Joaquín, reunió recientemente a sus 20 empleados permanentes en su almuerzo anual de fin de año.

La conversación tomó un giro de gravedad, dedicada principalmente a la inmigración y las declaraciones de Trump, afirmó.

Del Bosque dijo a su gente que se asegurará de hacer saber al gobierno el papel crucial que representan en el sector agrario. Quiere que sus gerentes transmitan el mensaje a los 300 trabajadores estacionales que contrata para la cosecha.

Leticia Alfaro, supervisora de seguridad alimenticia en la finca, dijo que muchas de sus amistades que laboran en los campos carecen de documentación en regla y toman las amenazas de Trump muy en serio.

Las declaraciones de Trump los aterran, dijo.

Temen que los deporten y separen de sus hijos que nacieron en Estados Unidos, añadió. Una vez que asuma Trump, se preguntan si será peligrosa una simple salida a la tienda a comprar alimentos, o si habrá retenes donde les pedirán sus documentos.

Las declaraciones de Trump provocaron fuertes reacciones de California, que produce casi la mitad de la fruta, verdura y fruta seca del país por valor de 47.000 millones de dólares anuales. Los expertos dicen que sus declaraciones repercuten en todo el país.

Texas, Florida y Georgia son estados con grandes comunidades de migrantes que dominan la construcción, la atención de salud y los servicios alimentarios, dijo David Zonderman, historiador del trabajo en la Universidad Estatal de North Carolina.

"California puede ser la zona de máximo impacto", dijo en referencia a las familias inmigrantes que viven en las sombras. Pero el problema no se limita a California.

En sus actos de campaña, Trump provocó ovaciones cada vez que habló de deportar a la gente que se encuentra en el país sin autorización, y que suman unos 11 millones. Suavizó luego su posición al afirmar que deportará a los 3 millones que tienen prontuarios criminales.

Algunos agricultores dicen que el cambio postelectoral es la señal de que los alardes no se harán realidad. Después de todo, es un empresario como ellos. Pero otros dicen que el cambio solo revela la naturaleza imprevisible del presidente electo.

"Nuestros trabajadores tienen miedo", dijo Joe García, un contratista agrario que emplea a unas 4.000 personas cada año para la cosecha de la uva. "Si ellos se preocupan, nosotros nos preocupamos".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario