Entretenimiento 22 abril 2016

Prince "reescribió las reglas" de la música

CHANHASSEN, Minnesota, EE.UU. (AP) — Tocaba la guitarra como Carlos Santana o Jimi Hendrix, cantaba como James Brown y componía canciones dignas de Motown, pero nadie podría confundir el sonido de Prince.

El deslumbrantemente talentoso y carismático cantante, compositor, arreglista e instrumentista fallecido el jueves, hizo uso de la historia de la música popular moderna y creó un género desafiante que mezcló rock, funk y soul. Con éxitos que incluyeron "1999", "Purple Rain" y "Little Red Corvette", las grabaciones de Prince vendieron más de 100 millones de copias y le merecieron premios Grammy y Oscar.

El nativo de Minneapolis solo medía 1,57 metros (5 pies y 2 pulgadas), pero tuvo un poderoso impacto visual en los inicios de la era de MTV, con su escaso bigote, su copete alto y sus coloridos y sugestivos atuendos, que encajaban con las letras abiertamente eróticas que lo hicieron uno de los artistas más atrevidos en cuanto a su sexualidad en esa época.

Pero su gran legado fue como músico. Tenía uno de los sonidos más originales y cautivadores, ya fuera tocando la guitarra con un estilo ostentoso, inspirado en Hendrix, o cambiando su voz de un grito nasal a un falsete sensual o presentando material original impresionante álbum tras álbum. Entre sus otros lanzamientos se destacan: "Sign O' the Times", "Graffiti Bridge" y "The Black Album".

"Reescribió las reglas al crear una síntesis del funk negro y el rock blanco que sirvió como base para la música de vanguardia en los años 80", dice la dedicatoria a Prince en el Salón de la Fama del Rock and Roll. "Prince hizo música bailable buenísima y rock con un trasfondo electrizante y funky. Desde el comienzo Prince y su música fueron andróginos, astutos, sexys y provocadores".

El superastro de 57 años murió en su casa en un suburbio de Minneapolis. Las autoridades locales dijeron que agentes lo encontraron inconsciente en un elevador por la mañana tras haber sido llamados a la residencia, pero que los primeros en responder a la emergencia no pudieron reanimarlo.

"Confirmo que Prince, el legendario y emblemático artista, murió en su casa esta mañana en Paisley Park", su publicista, Yvette Noel-Schure, dijo a The Associated Press vía telefónica.

No se han revelado detalles sobre lo que pudo haber causado su deceso. Prince pospuso una presentación en Atlanta el 7 de abril diciendo que estaba estado enfermo de gripe y se disculpó con sus fans durante un concierto de reposición la semana pasada. El viernes comenzaban a realizarle una autopsia.

Mick Jagger fue uno de los múltiples músicos, actores y otras figuras públicas que elogiaron al fallecido artista.

"El talento de Prince no tenía límites. Era uno de los artistas más especiales y talentosos de los últimos 30 años", escribió en Twitter.

Madonna lo calificó como un "verdadero visionario", mientras que Oprah Winfrey tuiteó: "Prince, las palomas están realmente llorando ahora. Escuchamos tu música, te recordamos", en referencia a la canción "When Doves Cry" (Cuando las palomas lloran) de Prince.

Incluso el presidente Barack Obama, quien recibió a Prince en la Casa Blanca el año pasado, emitió un comunicado en el que dijo que él y su esposa se unían a "los millones de fans del mundo" que lamentaban su repentina muerte.

"Pocos artistas han influido en el sonido y la trayectoria de la música popular de una forma tan especial, o conmovido a tandas personas con su talento", dijo Obama. "'Un espíritu fuerte trasciende las reglas', dijo alguna vez Prince, y ningún otro espíritu fue tan fuerte, valiente o creativo".

Los edificios del país se iluminaron con el púrpura característico del artista el jueves por la noche.

Su nombre verdadero era Prince Rogers Nelson, nació el 7 de junio de 1958. Comenzó su carrera a finales de la década de 1970 con los éxitos "Why You Wanna Treat Me So Bad?" y "Wanna Be Your Lover" y despuntó en la década siguiente con álbumes como "1999" y "Purple Rain".

La canción que da título a "1999", un himno funky y ligero sobre un próximo holocausto nuclear, incluye una de las frases más citadas en la cultura popular: "Tonight I'm gonna party like it's 1999" ("Esta noche iré de fiesta como si fuera 1999").

Ganó siete premios Grammy y recibió un Premio de la Academia en 1985 por su música para la película "Purple Rain". En 2004 fue incorporado al Salón de la Fama del Rock and Roll, que lo reconoció como un pionero musical y social.

Prince debutó como actor en "Purple Rain", interpretando a un músico joven, sexy y andrógino en la cúspide de la fama. La película amplió su popularidad y fue un éxito en taquilla, recaudando 68 millones de dólares. Además de ganar el Oscar a la mejor canción original, la banda sonora de "Purple Rain" ganó premios Grammy por sus composiciones e interpretación. La película recibió reseñas mixtas, pero el célebre crítico de cine Roger Ebert la calificó como "una de las mejores combinaciones que he visto de música y actuación".

Prince era receloso de su independencia y luchó contra su compañía discográfica por el control de su obra e incluso su nombre. Ansioso por liberarse de su contrato con Warner Bros., comenzó a identificarse con un símbolo parecido a una llave, con un nombre impronunciable. Los periodistas los llamaban "TAFKAP", las iniciales de The Artist Formerly Known as Prince o El artista antes conocido como Prince. Prince también se escribió la palabra "esclavo" en el rostro para protestar por no ser propietario de su trabajo. Sus pleitos fueron conocidos y finalmente dejó su sello Warner Bros., pero regresó hace unos años.

"Ahora estoy en la posición en la que siempre quise estar", dijo Prince a The Associated Press en 2014. "Simplemente estaba tratando de llegar aquí".

La música corría por sus venas. Su padre tocaba en una banda de jazz en Minneapolis, con el nombre artístico de "Prince Rogers", y su madre era cantante. El precoz Prince aprendió a tocar el piano a los 7 años, la guitarra a los 13 y los tambores a los 14. Pero su vida familiar también tuvo problemas. Sus padres se separaron cuando tenía 10 años y Prince, quien terminó con seis hermanos y medios hermanos, se mudó varias veces a las casas de su madre o de su padre.

En 1978, cuando cumplió 20 años, debutó con el álbum "For You", con el que declaró que podía hacer de todo: escribió y cantó el material y fue un hombre orquesta tocando la guitarra, el bajo, la batería, los sintetizadores, campanillas y otros instrumentos.

El álbum tuvo reseñas mixtas, pero su segundo álbum, "Prince", vendió más de un millón de copias y dio inicio a una carrera de éxitos.

Prince no se conformó con ser una estrella; era una verdadera fábrica de música, ya fuera con proyectos alternativos, como Vanity o Morris Day o The Time, o con las canciones que escribía para otros, desde Sinead O'Connor con la desgarradora "Nothing Compares 2 U" hasta Cyndi Lauper con "When You Were Mine" o la alegre "Manic Monday" de The Bangles.

La influencia de Prince se extendió a la política, mucho antes de la época de Obama. A mediados de la década de 1980, Tipper Gore, la esposa del entonces senador de Tennessee Al Gore, notó que una de sus hijas escuchaba "Darling Nikki" de Prince. Aterrorizada por la referencia a la masturbación, la señora Gore comenzó una organización para crear un sistema de identificación de contenido explícito en la música, Parents Music Resource Center. Tras esto surgió un debate nacional sobre censura que incluyó declaraciones ante el Congreso de Frank Zappa y otros artistas, así como el rechazo de algunos vendedores a ofrecer discos que necesitaban advertencias.

Prince estuvo de gira y grabando hasta antes de su muerte. Lanzó cuatro álbumes en los últimos 18 meses, incluyendo dos en el servicio de streaming Tidal el año pasado. Se presentó en Atlanta la semana pasada como parte de su gira "Piano and a Microphone", un espectáculo sin artificios en el que interpretó éxitos como "Purple Rain" y "Little Red Corvette" y canciones menos conocidas de su amplio repertorio.

Prince comenzó con este formato íntimo en su estudio de Paisley Park en enero, consintiendo a sus fans con presentaciones personales juguetonas y emotivas.

El músico parecía tratar de quitarse de encima su reputación de huraño. Organizó varias sesiones de improvisación nocturnas en las que le cantó a Madonna, celebró el triunfo del equipo femenino de básquetbol Lynx de Minnesota en el campeonato de la WNBA y apoyó a su más reciente protegida, la cantante Judith Hill.

Siempre sorprende, anunció en un escenario en Nueva York el mes pasado que estaba escribiendo sus memorias, "The Beautiful Ones", que serían publicadas a finales de 2017 por la editorial Spiegel & Grau.

En un comunicado sobre el libro la editorial dijo que Prince "llevará a los lectores a un viaje poético y poco convencional a través de su vida y su trabajo creativo", además de incluir historias sobre su música, su familia y "la gente, los lugares y las ideas que alimentaron su imaginación creativa".

Una vocera de Spiegel & Grau, Theresa Zoro, dijo el jueves que no había comentarios inmediatos sobre el libro.

Cerca de 200 admiradores se reunieron el jueves por la tarde fuera de Paisley Park, el estudio y casa de Prince ubicado a unos 32 kilómetros al suroeste de Minneapolis, donde están sus discos de oro en las paredes y también la motocicleta que montó en "Purple Rain".

Por la noche, miles de admiradores salieron a las calles del centro de Minneapolis para rendir homenaje a Prince, un músico al que muchos consideraban único en su generación. Los fans se abrazaron, rieron y cantaron junto con bandas locales que interpretaron las canciones del fallecido superastro de la música. Muchos se quedaron hasta el viernes por la mañana.

Cantaron el clásico de Prince "Purple Rain" afuera del club nocturno First Avenue, que aparece en escenas de la película homónima y donde Prince se presentó muchas veces.

Steven Scott, de 32 años, originario de Eden Prairie, dijo que estuvo en Paisley Park el sábado pasado para una fiesta organizada por Prince, a quien calificó como "una persona hermosa" cuyo mensaje era que la gente debía amarse.

"Hizo que la gente se reuniera por los motivos correctos", dijo Scott.

___

Moody e Italie reportaron desde Nueva York. Los periodistas de The Associated Press David Bauder en Nueva York, Paul Newberry en Atlanta y Steve Karnowski en Chanhassen contribuyeron con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario