Associated Press 12 febrero 2017

Prevén nuevas nevadas y fuertes ráfagas en noreste de EEUU

Otra ráfaga invernal con nieve y fuertes vientos de invierno azotó el domingo el noreste de Estados Unidos, para delicia de algunos y disgusto de otros, días después de que la mayor tormenta de la temporada dejó 48 centímetros (19 pulgadas) de nieve en la región.

Las advertencias sobre una tormenta invernal tenían vigencia hasta el lunes, desde Nueva York a Maine, donde era posible que se registraran condiciones de ventisca y la caída de 60 centímetros (dos pies) de nieve.

Según otros pronósticos, la nieve podría alcanzar 50 centímetros (20 pulgadas) en Portsmouth, Nueva Hampshire; 27,5 centímetros (11 pulgadas) en Boston y 17,7 centímetros (siete pulgadas) en Hartford, Connecticut, y Providence, en Rhode Island.

Ráfagas de viento superiores a los 80 kph (50 mph), inundaciones costeras e interrupciones del suministro eléctrico podrían afectar partes de la región.

"Es una tormenta peligrosa por los fuertes vientos, la baja visibilidad y la intensa caída de nieve", dijo Lenore Correia, experta del servicio meteorológico en Taunton, Massachusetts. "Es una enorme tormenta de nieve pero tampoco algo que no hayamos visto antes".

Los caminos estaban resbaladizos. Las escuelas en la región cancelaron clases para el lunes. Casi 1.300 vuelos fueron suspendidos y 5.600 demorados en el país, según el servicio especializado FlightAware que da seguimiento a las llegadas y salidas de los aviones de pasajeros.

La situación contrastaba con las altas temperaturas en otras partes del país. En Oklahoma, en el suroeste del país, el termómetro alcanzó el sábado 37,2 grados centígrados (99 F) e igualó la temperatura histórica más alta de febrero registrada en 1918.

En Bedford, Massachusetts, una avioneta con cinco personas a bordo abortó el despegue el domingo, patinó en su desplazamiento y se salió de la pista en Hanscom Field, a 32 kilómetros (20 millas) al noroeste de Boston. La aeronave se dirigiría al aeropuerto Teterboro, en Nueva Jersey. No hubo heridos y se desconocía de momento si el mal clima tuvo que ver con lo ocurrido.

Aunque muchas personas estaban hartas de retirar la nieve tras la tormenta del jueves, otras deseaban que cayera más.

El domingo, Tina Fuller de Waltham, Massachusetts, decidió caminar unos 15 minutos hasta un supermercado para comprar algo de salsa y queso a fin de preparar lasaña.

"Pude ir en coche, pero ¿saben? Quería disfrutar la nieve", dijo la asistente de enfermera de 60 años. "Hay mucha tranquilidad, a veces la nieve trae paz. Con tantas cosas que pasan en el mundo ¿Por qué no disfrutar estos días?"

____

El fotógrafo de The Associated Press, Steven Senne, en Waltham, Massachusetts, contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario