Mundo 18 noviembre 2016

Presidentes de Ecuador y China inauguran hidroeléctrica

QUITO, Ecuador (AP) — El presidente de Ecuador, Rafael Correa, y su par de China Xi Jinping, mediante conexión remota el viernes pusieron en marcha la mayor central hidroeléctrica ecuatoriana.

Ambos mandatarios iniciaron el funcionamiento de la planta desde tableros ubicados en el sistema integrado de seguridad en Quito. De inmediato, la central empezó la generación de 1.040 megavatios, aunque tiene capacidad para producir 1.500 megavatios, un 30% del total del consumo nacional. La planta Coca Codo Sinclair está ubicada en la provincia amazónica de Orellana, 170 kilómetros al este de esta capital.

Ambos presidentes también presenciaron el inicio de los trabajos de construcción de un nuevo hospital en la ciudad de Portoviejo,240 kilómetros al suroeste de Quito, que fue arrasada por un potente terremoto a mediados de abril.

"Ambos países hemos podido fortalecer constantemente la cooperación, gracias a la firme convicción de ambas partes ...", dijo Xi.

Añadió que Ecuador se ha convertido en el "más importante socio de inversión y financiamiento, mercado de contratación de obras y cooperación de energía y recursos de China en toda la región latinoamericana y caribeña".

La inédita visita del presidente chino acrecentó las relaciones de China y Ecuador, con la firma de un acuerdo de asociación estratégica integral, el más alto nivel de la relación binacional. Adicionalmente se firmaron 11 convenios complementarios, entre ellos cuatro financieros y uno comercial.

Correa en un discurso destacó que China "es la más importante fuente de financiamiento del mundo, incluso para países desarrollados como Estados Unidos" y aseveró que las economías de Ecuador y China se complementan, porque la nación asiática ofrece financiamiento a proyectos estratégicos de alta rentabilidad y Ecuador cuenta con los recursos energéticos y minerales "que China tanto necesita, más innumerables oportunidades de inversión".

El gigante asiático es clave para este país latinoamericano, pues es el principal financista de las grandes obras de infraestructura que ejecuta el gobierno de Correa hace casi una década y que han permitido generar 14.000 empleos, según los informes oficiales.

El acercamiento de Ecuador a China comenzó en el 2007 cuando llegó al poder Correa, quien se identifica con el socialismo del siglo 21, y coincidió con el alejamiento de su tradicional aliado, Estados Unidos, y la casi inmediata ruptura con organismos internacionales de crédito, entre ellos el Fondo Monetario Internacional.

Desde entonces la deuda de Ecuador creció 900 veces hasta llegar a los actuales 7.977 millones de dólares, lo que convierte a la nación asiática en uno de los principales prestamistas de este país, que atraviesa una severa crisis económica e iliquidez fiscal.

Xi tiene previsto viajar este viernes desde Ecuador a Perú para asistir a la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario