Associated Press 06 octubre 2016

Preocupa que policía rastree redes sociales en protestas

DENVER (AP) — Las herramientas cada vez más comunes que le permiten a la policía realizar una vigilancia de redes sociales en tiempo real durante las protestas son objeto de críticas por parte de activistas de las libertades civiles, que se oponen a la manera en que algunos departamentos han aplicado la tecnología sin consultar a la comunidad ni brindar alguna explicación pública.

La policía afirma que los servicios tales como Geofeedia, que ubica, recaba y almacena información de publicaciones en redes sociales, son una poderosa manera de ayudar a encontrar a testigos de algún delito, detectar conflictos potenciales en multitudes y medir los sentimientos de la comunidad.

Grupos como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) señalan que el software puede ser utilizado fácilmente para recabar información sobre manifestantes pacíficos o ir tras ciertos grupos. Los programas le permiten a la policía recabar y registrar todas las publicaciones en línea dentro de ciertos límites geográficos, y algunos de ellos permiten a los usuarios realizar búsquedas de palabras clave o hashtags.

Las agencias de la ley han utilizado esos servicios para extraer publicaciones en Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y otros sitios durante la realización de desfiles, manifestaciones y otros eventos de gran magnitud.

Una compañía que promueve la tecnología, Media Sonar, insinuó que la policía rastrea hashtags tales como #BlackLivesMatter (Las Vidas De Los Negros Importan) y #imunarmed (Estoy Desarmado), y que Geofeedia ofreció seminarios en línea sobre la manera en que la policía del condado Baltimore utilizó el programa durante las protestas por la muerte de Freddie Gray, reveló una respuesta a una solicitud de ACLU para acceder a los registros.

La sección de ACLU en Colorado solicitó el jueves más información sobre cómo es que la policía de Denver utiliza el programa Geofeedia al señalar que el departamento podría estar recopilando inteligencia sobre manifestantes que se apegan a la ley.

En 2003, el departamento accedió a dejar de recolectar información de manifestantes que no eran sospechosos de delitos luego que la ACLU detectó que almacenaban miles de "archivos espía" sobre grupos pacíficos, incluyendo una monja franciscana y el grupo Amnistía Internacional. La organización demandó para evitar que la policía de Denver recabara ese tipo de información sin un claro propósito para el ejercicio de la ley.

"Ahora adquirieron un software que les permite hacer algunas de las cosas que hacían antes, pero de manera más fácil y desde una pantalla de computadora", dijo Mark Silverstein, el director legal de la sección de Colorado de la ACLU.

La policía de Denver no respondió de momento a una solicitud de comentarios.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario