Associated Press 18 noviembre 2016

Preocupa a las minorías el personal elegido por Trump

Los funcionarios escogidos por el presidente electo Donald Trump a puestos de liderazgo amenazan la unidad nacional y prometen revertir los avances logrados para las minorías raciales, religiosas y de género, dijeron el viernes líderes por los derechos civiles y otras personas tras la nominación del senador Jeff Sessions como secretario de Justicia.

Los comentarios atribuidos a los elegidos por Trump — incluido Stephen Bannon, conocido por sus posiciones radicales de derecha, como alto asesor y estratega, y al exteniente general del ejército Michael Flynn como asesor de seguridad nacional— sirven para alentar a los estadounidenses a que arremetan contra los integrantes de grupos minoritarios, dijeron.

A Sessions, de Alabama, le fue negado un puesto de juez federal en 1986 luego de que se le acusara en audiencias de hacer declaraciones de contenido racial como procurador federal. De acuerdo con transcripciones, Sessions fue acusado, entre otras cosas, de bromear que él pensaba que el Ku Klux Klan "estaba bien" hasta que se enteró que sus miembros fumaban marihuana, y de llamar "chico" a un fiscal federal adjunto que era negro. Durante la audiencia, Sessions negó haber hecho algunos de esos comentarios y dijo que otros chistes fueron tomados fuera de contexto.

"Todos los estadounidenses deberían de estar preocupados por la dirección del Departamento de Justicia y oponerse a cualquier nominación que amenace con hacer retroceder 50 años a los derechos civiles", dijo el presidente de la Liga Nacional Urbana, Marc Morial.

Bannon dirigió el cibersitio Breibart, que ha sido condenado ampliamente como racista, sexista y antisemita. En una entrevista radial en el 2011, dijo que las mujeres conservadoras enojaban a los liberales porque "serían pro familia, tendrían esposos, amarían a sus hijos", contrastando eso con una palabra altisonante para referirse a las lesbianas.

La jefa de la campaña de Trump, Kellyanne Conway, ha calificado las acusaciones contra Bannon de "muy injustas".

Lennie Gerber, de 80 años, residente de High Point, North Carolina, quien encabezó la lucha contra la prohibición a los matrimonios entre personas del mismo sexo en su estado, dijo que le preocupaba que los nombramientos de Trump fueran a incitar más tales sentimientos en el público.

"Decir ese tipo de cosas incita al racismo y a sentimientos anti gay en todos los demás, y dice que uno es libre de expresar estas cosas", dijo Gerber. "Estas personas que han sido suprimidas por la transformación positiva (para no expresar comentarios despectivos de otro con base en su raza o género) ocurrida en los últimos años ahora se sienten libres de expresarse".

Los líderes por la defensa de los derechos civiles le están pidiendo a Trump que rescinda la nominación de Sessions o que el Senado lo rechace. Sessions requiere confirmación de la cámara alta para el puesto, al igual que el congresista de Kansas Mike Pompeo para el puesto de director de la CIA. Bannon y Flynn no requieren confirmación.

En agosto, durante un evento en Dallas del grupo anti islamista Act for America, Flynn dijo que el islam, religión con 1.600 millones de seguidores, era una "ideología política" y "un cáncer".

___

Contribuyeron a este despacho los reporteros de The Associated Press Alanna Durkin, desde Richmond, Virginia; Rebecca Santana, desde Nueva Orleans; Rachel Zoll, desde Nueva York; y Denise Lavoie, desde Boston.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario