Mundo 19 julio 2016

Preocupa la corrupción en las cárceles de Guatemala

GUATEMALA (AP) — La riña que dejó 14 muertos en una prisión de Guatemala el lunes ha generado la preocupación de las autoridades, que plantean la necesidad de una pronta reestructuración del sistema penitenciario del país.

El presidente Jimmy Morales, la fiscal general Thelma Aldana y el ministro de Gobernación Francisco Rivas se reunieron el martes para tratar el tema y analizaron posibles acciones a implementar con el fin de recuperar el control de las prisiones, que han quedado en manos de reos a base de corrupción.

Aldana explicó que Morales les solicitó una pronta investigación y al ministro de Gobernación acciones rápidas para retomar el control del sistema penitenciario.

"El primer tema que abordamos fueron los hechos sucedidos ayer y sobre la preocupación del sistema carcelario del país, de cómo durante muchísimos años se ha desatendido. La primera preocupación fue la muerte de los privados de libertad; en el año van a 36 fallecidos", dijo Aldana.

En conferencia de prensa Morales anunció la construcción de tres centros carcelarios para evitar el hacinamiento.

"El sistema penitenciario de Guatemala es un sistema que está completamente colapsado", afirmó el mandatario al hablar sobre el añejo problema que se remonta décadas.

La fiscal dijo que una de las medidas que se está considerando como alternativa a la prisión es el uso de brazaletes. Es "una posibilidad cercana", afirmó.

La hipótesis de lo ocurrido en el Centro de Rehabilitación Pavón, ubicado en el municipio de Fraijanes, a 18 kilómetros al este de la capital guatemalteca, es que se trató de un pleito entre dos grupos de reos por el control de la prisión. El primero estaba liderado por Byron Lima Oliva, capitán del ejército en retiro, uno de los fallecidos.

Julia Barrera, vocera de la fiscalía, dijo que Lima había sido identificado por las huellas dactilares. El Instituto Nacional de Ciencias forenses reportó que el reo murió por impactos de bala.

En 2001 Lima fue condenado, junto a su padre Byron Lima Estrada (que ya había cumplido su sentencia), a 30 años de prisión, que luego fueron reducidos a 20, por el homicidio de monseñor Juan José Gerardi Conedera en 1998. Éste fue asesinado dos días después de presentar un informe sobre la verdad histórica del conflicto armado en Guatemala, en la que evidenciaba los excesos cometidos por miembros del ejército guatemalteco.

El reo había cumplido su condena pero no había sido liberado, ya que la fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, un órgano de las Naciones Unidas, habían iniciado un nuevo proceso en su contra por haber formado un imperio millonario dentro de la prisión a base de corrupción y amenazas.

Según las autoridades, la riña era entre Lima y Marvin Montiel, un narcotraficante local que fue sentenciado a 820 años de prisión por contrabando de drogas y el asesinato de 15 nicaragüenses y un holandés en un caso relacionado a narcóticos.

Un grupo de reos armados atacaron con una granada a Lima y a otros prisioneros que le brindaban seguridad, y posteriormente les dispararon con armas de fuego e hirieron con armas blancas, señalaron funcionarios. Al menos 4 de los fallecidos estaban decapitados, dijo Rivas el lunes.

El presidente recordó que conoció a Lima en la prisión debido a que filmó una película en el lugar durante cuatro días, pero que no mantenía una relación de amistad con él.

"Es lamentable la muerte de cualquier guatemalteco... y en la manera en la que murieron", afirmó Morales.

Trece personas habían fallecido el lunes, 12 reos y una mujer de origen argentino que estaba de visita en la prisión. Otro prisionero murió el martes en un hospital local por heridas de bala, confirmó Barrera.

Lima fue enterrado el martes en medio de hermetismo de su familia. Luis Lima, hermano del reo fallecido, dijo a periodistas el lunes que su hermano había sido ejecutado extrajudicialmente y exigió una pronta investigación.

En diciembre de 2015 una riña en la Granja de Rehabilitación Canadá ubicada en Escuintla, en el sur del país, dejó 16 reos muertos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario