Mundo 18 abril 2016

Premio Goldman a puertorriqueño que luchó contra urbanistas

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Un ambientalista de Puerto Rico que luchó para proteger 1.200 hectáreas (3.000 acres) de franja costera que durante mucho tiempo atrajo a desarrolladores de vivienda en el territorio estadounidense es uno de los seis ganadores este año del Premio Medioambiental Goldman.

Luis Jorge Rivera Herrera se sumó a activistas de Perú, Camboya, Tanzania, Eslovaquia y Baltimore, en el estado de Maryland, al recibir el prestigioso premio de 175.000 dólares otorgado por la Fundación Ambiental Goldman, con sede en San Francisco, para rendir homenaje al activismo comunitario de todo el mundo.

Rivera dijo a The Associated Press que más que nunca Puerto Rico necesita proteger sus recursos naturales dada su grave crisis económica y un creciente esfuerzo por desarrollar áreas vírgenes en busca de obtener mayores ingresos.

"Estamos matando la gallinita de los huevos de oro en la cual está basado el turismo", declaró Rivera. "Si ahora mismo tenemos una crisis por la situación fiscal, esto es nada en comparación con lo que se acerca por el cambio climático".

Rivera hizo campaña durante más de una década para proteger un área conocida como la Reserva Natural Corredor Ecológico del Noreste (RNCEN) en el extremo noreste de Puerto Rico. La zona de 20 kilómetros (13 millas) de largo es un lugar de anidación de la tortuga marina laúd, y cuenta con más de 861 especies de flora y fauna, incluidas 50 especies raras, endémicas o amenazadas.

Rivera llegó a conocer el área como surfista durante su adolescencia, atraído por las mismas olas que ayudan a que las tortugas de 900 kilos (2.000 libras) lleguen a las inmaculadas playas en que hacen cientos de nidos anualmente.

El área atrajo también a los desarrolladores que en años recientes trataron de construir dos enormes hoteles, cuatro campos de golf y 4.000 lujosas viviendas. En 2009, el gobernador Luis Fortuño revocó la protección de la zona bajo el argumento de que estaba a favor de los desarrolladores debido a la generación de empleos e ingresos. El actual gobernador, Alejandro García Padilla, firmó en 2013 una orden que restaura la protección de la zona.

También entre los premiados se encuentra Máxima Acuña, una campesina peruana analfabeta que luchó por evitar que su tierra fuera entregada a una compañía minera estadounidense y peruana que pretendía drenar cuatro lagos para expandir una de las minas a cielo abierto de oro y cobre más grandes del mundo como parte de un proyecto de 4.800 millones de dólares.

Personal del ejército peruano fue acusado de destruir su hogar y golpearla a ella y a su hija hasta dejarlas inconscientes.

Acuña dijo a la AP que su familia deseaba mostrar que la gente humilde y los campesinos pueden luchar por sus derechos e imponerse. Sin embargo, la disputa legal por la propiedad continúa.

___

El periodista de The Associated Press Franklin Briceno en Lima, Perú, contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario