Deportes 10 julio 2016

Portugal vence 1-0 a Francia y conquista la Eurocopa

SAINT-DENIS, Francia (AP) — Privada de su prodigiosa estrella durante casi toda la final, Portugal conquistó el domingo su primer título internacional con similitudes casi que totales a lo que había sido su momento más amargo.

Gracias a un latigazo de Eder en la prórroga, Portugal se proclamó el domingo campeona de la Eurocopa con un triunfo 1-0 sobre Francia.

A los 109 minutos, Eder se enfiló por todo el medio y definió con un derechazo desde fuera del área para que los portugueses festejasen en la misma casa de Francia, pese a que jugaron casi todo el partido sin su talismán, Cristiano Ronaldo debido una lesión.

Eder, un centrodelantero que completó la temporada en el Lille francés tras ser cedido por el Swansea galés, había ingresado por Renato Sanches en el tramo final del tiempo reglamentario y de inmediato fue un dolor de cabeza constante para la zaga francesa. En el gol, logró sacarse la marca del central Samuel Umtiti antes de sacar el remate desde 25 metros que batió al arquero Hugo Lloris.

"Un momento maravilloso", dijo Eder al describir sus sensaciones con un gol histórico. "Peleamos con un fuerza inmensa, lo que hicimos fue fantástico. Creo que merecemos este título por todo el esfuerzo que hemos dado, de todos. Portugal ansiaba este título desde hace mucho tiempo"

Y lo consiguieron siguiendo la escuela de Grecia, exorcizando el recuerdo de la derrota que sufrieron ante cuadro helénico en la Euro 2004 en la que eran los locales. Entonces un cabezazo de Angelos Charisteas le dio a una ultra conservadora selección griega la victoria 1-0.

Doce años después, Portugal modificó su libreto de juego. Fernando Santos, quien dirigió a Grecia en el pasado Mundial, dejó atrás el estilo elegante con que eran reconocidos esos equipos donde brillaron Eusebio y Luis Figo, y se apeló a un juego cauteloso, nada brillante.

El giro no le importó en lo absoluto a los portugueses y sobre todo a Cristiano. El capitán luso celebró eufórico y vio los últimos minutos del partido de pie en la zona técnica.

Caminando renqueante, subió al estrado del Stade de France para, en su condición de capitán, alzar el trofeo de campeón, con lo que redondea lo único que le faltaba en su rutilante carrera: un título con la selección.

Rey en la Liga de Campeones con su club Real Madrid, Cristiano se perfila para ganar su cuarto Balón de Oro, y quedaría uno detrás del argentino Lionel Messi, su gran rival en la pugna entre los dos mejores futbolistas de la actualidad. Tras vivir en carne propia el fiasco de la derrota ante Grecia, 'CR7' salía campeón con su selección por primera vez.

Ahora, Portugal se encargó de dar al traste con el festejo del anfitrión, que en tres ocasiones previas les había eliminado en semifinales de una Copa Mundial y dos de Eurocopa.

"No encuentro las palabras. La decepción es enorme y vamos a necesitar de tiempo para asimilarla", dijo el técnico francés Didier Deschamps. "Ganamos juntos, sufrimos juntos y hoy, desafortunadamente, hemos perdido juntos".

La marcha lusa al título será recordada por el singular detalle que solamente ganó un partido antes de los 90 minutos, y tras sortear la primera fase entre los mejores terceros al cosechar tres empates, siguiendo al pie de la letra el dogma táctico de Santos.

Coronarse en el Stade de France representó para Santos, de 61 años, el corolario perfecto, ya que noviembre de 2014 tomó las riendas con una derrota en un amistoso ante Francia en este mismo estadio, justo después que el equipo arrancó perdiendo ante Albania en las eliminatorias de la Euro.

Más sobresaliente es que Portugal pudo conseguir el título pese a la ausencia de su crack durante casi todo el partido.

Cristiano se lastimó la rodilla izquierda en una entrada del mediocampista francés Dimitri Payet a los ocho minutos. Cayó al suelo de inmediato agarrándose la pierna y con lágrimas de dolor, y tras intentar volver a jugar un par de veces —la última con una rodillera— fue sacado en camilla mientras lloraba desconsolado, siendo reemplazado por Ricardo Quaresma.

Portugal, sin embargo, no decayó ante la adversidad y atrapó la victoria con un gol en que las tres variantes de Santos participaron en la elaboración final: Joao Moutinho, Quaresma y Eder.

Fue apenas el cuarto tanto de Eder en 29 partidos con Portugal: "Cristiano me dijo que yo iba a marcar el gol del triunfo. Me dio fuerza y buenas vibraciones", señaló el atacante.

Para Francia, es un revés que lamentarán mucho al no capitalizar la baja del mejor jugador de su oponente. Tuvieron varias ocasiones propicias para emerger campeones, incluyendo un remate de André-Pierre Gignac que pegó en la base del poste en los descuentos tras los 90.

Moussa Sissouko fue un poseso de principio a fin con sus carreras, pero Antoine Griezmann —máximo anotador del torneo con seis dianas— y Olivier Giroud no tuvieron la claridad suficiente en la definición.

Irremediablemente, el partido se fue una prórroga. Era la primera vez en 15 ediciones de la Euro que el partido por el título acababa sin goles tras los 90.

Francia sucumbió en una final en casa por primera vez tras haber salido campeón en la Euro 1984 y el Mundial de 1998. Ganar en casa le hubiera dado una nota de alegría a un país que todavía está traumatizado por los atentados terroristas del 13 de noviembre, perpetrados por extremistas islámicos, que dejaron 130 muertos.

"Hubiera sido maravillosa obsequiarle el trofeo (al pueblo francés) en casa, pero lamentablemente no pudo ser", dijo Deschamps.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario