Deportes 25 junio 2016

Portugal fulmina a Croacia en el alargue

LENS, Francia (AP) — El gol de Ricardo Quaresma a los 117 minutos, instantes después de un remate de Croacia que pegó en un poste, sentenció el sábado la victoria 1-0 de Portugal para avanzar a los cuartos de final de la Eurocopa.

Los portugueses liquidaron el partido con su única jugada de auténtico peligro, en la que el primer remate de Cristiano Ronaldo fue rechazado por el arquero Danijel Subasic. Pero el balón quedó flotando en el aire y Quaresma apareció a boca de jarro para conectar de cabeza al fondo.

Fue la culminación de una jugada de contragolpe que surgió de los botines de Renato Sanches, luego que el remate del atacante Ivan Perisic remeció un poste.

Portugal se las verá en los cuartos de final contra Polonia el próximo jueves en Marsella. El sector donde se encuentran los lusos es sin duda el más débil del cuadro de la segunda ronda, evitándose cruzarse con España, Italia, Alemania y Francia hasta la final del 10 de julio.

La victoria en Lens fue la primera de Portugal en el torneo, que sorteó la fase de grupos como uno de los cuatro mejores al sumar tres puntos con tres empates.

Días después de vencer a la bicampeona vigente España, Croacia se despide.

"Nos faltó el gol", se lamentó el técnico croata Ante Caci. "A veces el mejor equipo no gana y es lo que ha ocurrido".

Luego de un partido de excesiva cautela, en la que la emoción se encendió en sus últimos momentos, Cristiano dio un paso importante para alcanzar ese esquivo primer título con su selección.

No fue hasta el tiempo extra que se produjeron los únicos dos remates a puerta del partido, ambos en la secuencia del gol.

"Croacia fue la selección que ofreció el mejor fútbol de la fase de grupos", dijo el técnico portugués Fernando Santos. "Hoy la suerte estuvo con nosotros, pero creo que fue un resultado justo".

Portugueses y croatas, dos equipos poseedores de gran calidad técnica, decepcionaron durante los 90 minutos, llevándose la rechifla del público.

Las mejores ocasiones de Croacia fueron de Domagoj Vida, un defensor. Su cabezazo a los 62 minutos fue la más cerca que se estuvo del gol durante el tiempo reglamentario. Otro cabezazo suyo en el alargue pasó zumbando por un palo que estaba desguarnecido y —en un frenético final— remató apenas desviado.

Luka Modric no tuvo ninguna oportunidad y el habilidoso volante croata se retiró de la cancha llorando tras una tercera Eurocopa seguida sin poder festejar una victoria en la fase de eliminación directa.

Modric e Ivan Rakitic, las dos mentes brillantes del mediocampo de Croacia, nunca pudieron entrar en ritmo, asfixiados por el juego recio de los lusos.

Tras un primer tiempo especulador, la vocación ofensiva de Portugal despertó cuando Renato Sanches, el juvenil volante de 18 años, salió desde la banca. Sanches dispuso de una buena ocasión a los 57, pero su derecho salió muy desviado.

Cristiano jugaba como un nueve clásico, pero su equipo fue incapaz de enhebrar situaciones de riesgo.

Quizás los portugueses acusaron el efecto de haber tenido apenas dos días de descanso tras el empate 3-3 contra Hungría el miércoles. Ese partido en Lyon ha sido el más emocionante dentro de un torneo que ha aburrido en líneas generales.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario