Associated Press 16 julio 2016

Ponen en duda eficacia de seguridad en Niza tras ataque

Esta vez se supone que Francia estaría mejor preparada.

A pesar del estado de emergencia impuesto después de dos ataques terroristas recientes, las autoridades en Francia afrontan las críticas de que debieron hacer más para proteger uno de los objetivos más vulnerables: Una zona para transeúntes en Niza, donde 30.000 personas —entre ellos familias y gente que quería divertirse— salieron a la calle con motivo de la celebración del Día de la Bastilla que devino en la tragedia en la que el conductor de un camión causó una masacre.

Más de 120 agentes y soldados fueron desplegados para las festividades, según el Ministerio del Interior.

Sin embargo, los detractores afirman que eso fue insuficiente para proteger la avenida costera Promenade des Anglais, que tiene varios kilómetros (millas) de largo en la ciudad y que fue cerrada al tránsito con motivo de la efeméride.

Durante la exhibición de fuegos artificiales del jueves, el atacante logró pasar con el camión de 19 toneladas por varios retenes policiales y después arrollar a la multitud por un trecho de dos kilómetros (1,2 millas), donde mató a 84 personas antes de que la policía lo abatiera a tiros.

Anteriores atentados en Paris, Bruselas y otras latitudes mostraron la vulnerabilidad de Francia y Europa a los ataques extremistas perpetrados por miembros y partidarios de grupos radicales como el Estado Islámico y Al Qaeda.

La masacre del jueves puso de relieve las dificultades que afrontan las autoridades para impedir este tipo de ataques cuando cualquier vehículo puede ser convertido en un arma devastadora.

"Ahora es momento de llorar, pero tengo la sensación de que aumenta la ira", dijo a la radio France Info el presidente conservador de la gran región de Niza, Christian Estrosi.

Estrosi, miembro de la oposición republicana, dijo que había solicitado un refuerzo de la presencia policial en Niza antes de la exhibición de los fuegos artificiales, pero le habían indicado que no era necesario.

En una carta abierta publicada el periódico digital Nice Matin, Estrosi calificó de "incompetente" el actual liderazgo socialista de Francia.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo que la región tenía garantizada una alta seguridad, como fue el caso para el Festival de Cine de Cannes, en mayo, y el Carnaval de Niza en febrero.

En declaraciones a la prensa, Cazeneuve dijo el sábado que vehículos policiales bloqueaban el acceso a la avenida, pero el camión "subió a la acera para pasar por la fuerza".

Francia será escenario de elecciones el año entrante, y en momentos en que el presidente Francois Hollande afronta gran impopularidad, todos sus oponentes buscan sacar ventaja sean de su propio Partido Socialista, los republicanos de derecha y del Frente Nacional de derecha.

En una entrevista el viernes en la noche con el canal France 2 TV, el primer ministro Manuel Valls insistió en que no hubo deficiencia de seguridad y censuró a los detractores por jugar a la política.

El portavoz del gobierno Stephane Le Foll advirtió contra los intentos para dividir al país e hizo un llamado a favor de la "unidad y la cohesión".

"Este ataque es uno de esos ataques casi imposibles de detener", dijo Charles Heyman, analista de defensa y seguridad y exdirector del texto especializado Jane's Police and Security Handbook.

___

Lori Hinnant en Perigueux, Francia, contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario