Mundo 13 abril 2016

Polonia: Debate de aborto puede sacudir gobierno e iglesia

VARSOVIA (AP) — En momentos en que la iglesia católica se prepara para celebrar 1.050 años como la fe nacional de Polonia, un llamado de sus obispos a prohibir completamente el aborto ha embrollado la institución en un debate divisivo y potencialmente dañino.

La iglesia que fue crucial para preservar el espíritu y la identidad del país en la Segunda Guerra Mundial y bajo decenios de comunismo ha provocado ahora masivas protestas callejeras e incluso una salida de feligreses de un templo.

"En este año de jubileo del bautismo de Polonia, llamamos a todas las personas de buena voluntad, creyentes y no creyentes, a actuar para garantizar la plena protección de las vidas no nacidas", dijeron los obispos.

El clima parece favorable para hacer más severas las leyes antiaborto en Polonia, que ya están entre las más estrictas en Europa, porque el gobierno está en manos de un partido conservador cuyos miembros resaltan su catolicismo y siguen las enseñanzas de los obispos. Aproximadamente 90% de los polacos se identifican como católicos.

El partido Ley y Justicia ganó las elecciones presidenciales y parlamentarias el año pasado en gran parte gracias al respaldo de la iglesia.

"El llamado a hacer más estricta la ley anti aborto es el pago que pide la iglesia de Ley y Justicia a cambio de su enorme respaldo", dijo el sociólogo Zbigniew Mikolejko.

Pero el llamado de los obispos encontró una pronta resistencia.

"Nosotros pensamos que Polonia no necesita ese debate y sus consecuencias", dijo Grzegorz Schetyna, un líder opositor. "Podemos ver una atmósfera que llevará a nuevas protestas callejeras e iniciativas de referéndums".

El gobierno ha reaccionado con cautela. La primera ministra Beata Szydlo dijo que no se prepara nueva legislación sobre el aborto y que sería "malo si un asunto tan delicado e importante se convierte en un elemento de lucha política".

Algunas políticas del gobierno convergen con las posiciones de los obispos: un programa que financia fertilizaciones in vitro, que ha resultado en unos 3.600 nacimientos, será cerrado en julio y el gobierno va a eliminar subsidios para la píldora contraconceptiva del día siguiente.

Mientras que el gobierno actual trata de restaurar el tradicional poder político de la iglesia en el país, recientes protestas callejeras resaltan una tendencia en sentido contrario entre muchos polacos.

"En un mundo contemporáneo muy a menudo reglas y regulaciones demasiado estrictas de la iglesia no son aplicables a las realidades de la vida diaria", dijo Grzegorz Mika, de 31 años, y añadió: "Todo el mundo debe seguir su propia consciencia".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario