Deportes 16 agosto 2016

Policía de Río sin evidencia de presunto asalto a Lochte

RIO DE JANEIRO (AP) — Los policías que investigan los reportes del supuesto asalto a mano armada que sufrieron el nadador estadounidense Ryan Lochte y tres de sus compañeros no han encontrado evidencia hasta ahora del incidente, y afirmaron que los deportistas no pudieron ofrecer detalles en las entrevistas con las autoridades.

Un funcionario de la policía al tanto de la investigación dijo a The Associated Press que las autoridades no han podido encontrar al taxista ni a testigos. El funcionario habló bajo la condición de mantener el anonimato porque la pesquisa sigue en curso.

El abogado de Lochte, Jeff Ostrow, señaló que no cabe duda de que el asalto ocurrió y que Lochte contrató personal de seguridad para las 24 horas después de lo ocurrido. Añadió que el nadador no ha abandonado su habitación desde entonces.

"Esto sucedió tal como él lo describió", aseguró Ostrow.

De acuerdo con Lochte y el Comité Olímpico de Estados Unidos, los cuatro nadadores regresaban a la villa de atletas a bordo de un taxi la madrugada del domingo, después de pasar la noche reunidos en la casa del equipo olímpico francés —ubicada en la exclusiva zona de Rodrigo de Freitas en el sur de la ciudad. La reunión se dio horas después del final de las competencias de natación en los Olímpicos.

En el taxi también viajaban Gunnar Bentz, Jack Conger y Jimmy Feigen. Lochte compitió en dos eventos en las justas de Río, obteniendo el oro en los relevos estilo libre 4x200 de hombres. En total cuenta con 12 preseas olímpicas.

Las autoridades subrayaron que el grupo no llamó a la policía, y los agentes empezaron la investigación una vez que vieron los reportes de los medios en los que la madre de Lochte hablaba sobre el asalto.

Los policías interrogaron a Lochte y a otro nadador, quienes dijeron que habían estado ebrios y no podían recordar el tipo ni color del taxi en que viajaban al momento del presunto asalto, reveló el funcionario. Los nadadores tampoco pudieron indicar la hora aproximada en que ocurrieron los hechos, ni cuándo salieron de la casa del equipo francés.

El mismo domingo, Lochte describió el incidente al programa "Today" de la cadena NBC.

"Nos ordenaron detener el taxi, y estos tipos se acercaron con una placa, una placa de policía, sin luces, sin nada más que sólo con una placa de policía, y nos pararon", detalló el propio Lochte. "Sacaron sus pistolas, les dijeron a los otros nadadores que se tiraran al piso —y ellos se tiraron al piso. Yo me rehusé, argumentando que no habíamos hecho nada malo, por lo que no me iba a tirar al piso".

"Y luego el sujeto sacó su pistola, la martilló, la apuntó contra mi frente y me dijo 'tírate al suelo' yo levanté las manos y pensé 'como quieras'. Tomó nuestro dinero, tomó mi billetera —dejó mi celular y mis documentos de identidad", afirmó.

Los primeros reportes del asalto generaron una cadena de confusiones entre funcionarios del COI y estadounidenses. Un vocero del COI dijo inicialmente que los reportes sobre el robo eran "definitivamente falsos", pero luego reconoció que se había apoyado en información incorrecta inicial del Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC).

Scott Leighman, un portavoz del equipo de natación de Estados Unidos, señaló que la organización no tiene más declaraciones sobre el caso y remitió a un comunicado emitido el domingo por el USOC que describió someramente el asalto y aseguró que los cuatro nadadores estaban a salvo y cooperaban con las autoridades.

Los delitos en vía pública eran tema de gran preocupación para los organizadores de los Juegos previo al inicio de la justa. Brasil desplegó 85.000 soldados y policías para brindar seguridad en los Olímpicos, el doble de los usados por las autoridades británicas durante los Juegos de Londres 2012.

Las autoridades siguen considerando a los nadadores como víctimas del delito y continúan con las investigaciones, en busca de los videos de las cámaras de seguridad de la casa de la delegación francesa y de una gasolinera cercana a fin de crear una línea de tiempo sobre los hechos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario